Lo último

UNA CRÍTICA AL MODELO DE EDUCACIÓN VIRTUAL DE LA UNAD: DÍAS DEL FUTURO PASADO.


Después de estar inmerso en la metodología de la UNAD, de graduarme del programa de Comunicación Social y de terminar, o tratar de terminar el primer semestre de la especialización en Educación a Distancia bajo lo que yo llamo “la dictadura escolar y distorsionada” que parece no querer cambiar la universidad, puedo explicarles a ustedes por qué mi artículo del 2010 "El fracaso del  modelo educativo de la UNAD" tuvo tanto eco en estudiantes y profesores y porque la UNAD es la universidad con más quejas al Ministerio de Educación. Como es mi universidad, mi Alma mater en donde realicé mi pre-grado, es mi deber pronunciarme para aportar, no para criticar, sino para visibilizar sus problemas a ver si en algún momento podemos llegar a un consenso y mejorar las cosas. No todo es malo, la educación virtual tiene muchas ventajas, la UNAD es pionera en Colombia en este sentido y el desarrollo de los contenidos, las interacciones con los tutores, las formas de evaluación y seguimiento están en su mejor punto. Pero hay dificultades que desafortunadamente estancan este tipo de educación en el modelo escolar del siglo XX.

En el texto de Inés Dussel  “Aprender y enseñar en la cultura digital” parte del material didáctico de la especialización en Educación Superior a Distancia, se evidencia lo que yo planteo. "Vino viejo en barriles nuevos", yo he sido muy incisivo y muy específico durante todos mis trabajos y producciones académicas en resaltar la dificultad de continuar con el modelo escuelero colombiano en los PLE (Entornos personales de aprendizaje) y para esto me voy a colocar a mí mismo como ejemplo. Yo soy un padre de familia que vive con su esposa y sus dos hijas, trabajo todo el día dirigiendo una organización que busca abrir espacios de difusión y circulación para el arte, para resumirlo podría decir que soy un productor, lo cual me hace trabajar en proyecto individuales a veces durante más de 24 horas seguidas. Estudio una maestría en Estudios Artísticos en la Universidad Distrital que es presencial y me toca estar presente, la carga académica de la maestría es fuertísima y estudio una especialización en Educación a Distancia en la UNAD. ¿Con que lógica me pide la universidad que haga trabajos en grupo con compañeros que no conozco y que tienen tiempos diferentes y encima si colocan fechas límites como “periodos” del colegio para cada trabajo?

No sé si esto les interese o no a la universidad porque no es la primera vez que se les ha dicho, en el año 2010 hicimos un movimiento para cambiar las metodologías de la plataforma y lo que logramos es que casi no nos graduaran del pregrado y que abrieran una investigación disciplinaria. Los directivos de la Universidad en ese momento no tenían la visión de lo que estaba sucediendo. Esto ha mejorado, pero no sirve de nada si no se anda con el mundo, si no se está en el estado del arte de nuestra área. Es increíble como en una especialización precisamente de EDUCACIÓN VIRTUAL, la que estoy cursando becado ya que mi ECAES fue el séptimo en el país, sea la misma virtualidad la que se convierte en un obstáculo y los estudiantes terminan siendo evaluados en grupos, es ilógico, sencillamente no es coherente.

Otro ejemplo: me esforcé en hacer un buen trabajo en una actividad pero la tutora la calificó con cero porque “no hubo interacción”. Esto es consecuencia de un miedo a avanzar y dejar atrás las formas pedagógicas tradicionales. Nadie lo puede explicar mejor que la lectura “Vino viejo en barriles nuevos”, entonces mejor parar un proceso que no me está llevando a nada, que me está matando la cabeza y que en realidad el resultado no es el reflejo de mi conocimiento o mi aprendizaje sino de si puedo coordinar mis tiempos de acuerdo a los cierres y a si mi compañerito en Chocó o Cartagena pueden trabajar al mismo ritmo o yo acomodarme al de ellos. El modelo sigue en este sentido siendo un fracaso.

Antes de matricularse en la UNAD, tenga muy en cuenta que su aprendizaje no es autónomo, que la metodología le exige que usted cumpla horarios y fechas de entregas como en la universidad precencial y que usted haga los trabajos en grupos con personas que no conoce y que deben adaptarse todos a una dinamica de interacción. Si usted no tiene tiempo para esto, la universidad no es para usted. 

Ese es mi consejo para los cientos de correos que he recibido de personas que piden una opinión sobre la UNAD, da lo mismo estudiar de forma tradicional que a distancia en la UNAD. Si usted quiere cursos virtuales de calidad en donde no dependa de nadie más que de usted mismo debe cambiar a otra institución o realizar los del SENA o los gratuitos de las universidades extranjeras.

Mi propuesta es avanzar con el mundo, muchos vivimos inmersos en nuestras computadoras creando blogs, cursos, páginas, gestores de contenido, moviendo las redes sociales, pero de todo lo que hago y he visto, me parece que la UNAD (Es mi ejemplo porque es donde estudio) no ha querido entender que no puede llevar las aulas y los profesores al espacio virtual, lo único que faltaría entonces es que cada vez que uno “se porte mal” lo sienten en un rincón con un sombrero puntiagudo.

Felipe Szarruk

Músico, comunicador social. Maestrante en Estudios Artísticos ASAB.U Distrital y estudiante de especialización en Educación Superior a Distancia en la UNAD.