Lo último

Obra Artística
Artículos

Últimas noticias

Artículos

Obra artística

Videos

Recent Posts

LA TESIS DISTORSIONES RECIBE LA MÁS ALTA CALIFICACIÓN DE LOS JURADOS (ANEXO TEXTO DE SUSTENTACIÓN E INFOGRAFÍA)


Saludos, mi investigación ha recibido la nota más alta en la Maestría en Estudios Artísticos de la Universidad Distrital Facultad ASAB. Les quiero compartir el texto de la sustentación y la infografía esperando que el trabajo, ahora validado por la academia de esta magnífica manera, abra nuevos espacios de discusión para poder aplicarlo en la construcción de nuevas políticas culturales hacia el rock, para potenciar su desarrollo como industria, para estimular a los músicos a dejar la pasionalidad al lado y reconocer los géneros y sobre todo, para recordarle al rock que no debe estar sometido a ningún estado. Un saludo.

El texto completo de la tesis se podrá encontrar en el repositorio de la Universidad dentro de pocos días. EL documental está disponible en You Tube.
F.Szarruk

Mi investigación se llama DISTORSIONES, RECONFIGURANDO EL ROCK COLOMBIANO, CATEGORIZACIONES DEL GENERO EN LA MÚSICA POPULAR, ROCK, POP, FUSIÓN, POPULAR Y MODERNIZACIÓN. Es un trabajo que se alinea con la problemática de la construcción de políticas culturales públicas y privadas, pero que es tan sensible que primero había que buscar acuerdos para la unificación de los conceptos de los géneros que me interesan y que considero que están desconfiguradas que son los que se nombran en el título.

Esta investigación pretende visibilizar la importancia del género en la música popular y abrir el debate sobre su incidencia en la construcción de políticas culturales que no han sido efectivas en sus propósitos. El trabajo aborda el rock, el pop, la fusión y lo popular como géneros diferentes y delimitados, la importancia de reconocer estos de una modernización y cómo se han desdibujado escenarios esenciales para el desarrollo de estas expresiones hasta el punto en que pueda que el rock corra peligro de desaparecer como práctica artística en el país.

Una de las preocupaciones que vi en el documento de los jurados era el cuestionamiento respecto a si mi investigación estaba basada en mi mirada como músico, en mi experiencia, cosa que no es falsa, pero como pudieron ver, mi trabajo de creación, el documental valida esa postura no solo con la voz de varios músicos y agentes de la escena local sino con la voz de importantes músicos de rock mundiales. Por lo tanto, es importante recalcar que esta no es una problemática personal, ni subjetiva sino algo que está afectando de manera directa una práctica musical nacional y abundante que se llama la música rock colombiana.

En este caso para la sustentación estoy concentrándome en todas las apreciaciones que el jurado hizo en el formato al documento de tesis que ya ellos leyeron y que estará disponible para que todos la puedan leer y en la explicación que les daré a continuación de esta introducción de una forma didáctica con la que pretendo que quede claro cuál es el objetivo de la investigación y con la que pretendo aportar una herramienta para la correcta clasificación de estos géneros que nos interesan.

Este documento a pesar de ser la investigación completa de la maestría, lo que pretende es ser una llama que inicie el fuego a la reconfiguración y la coloque en visibilidad, ya que o era suficiente el tiempo, ni era suficiente el espacio para abordar algo tan extenso, sin embargo, en el trabajo he logrado demostrar que sí existe un género llamado rock colombiano, que sí obedece a ciertas reglas básicas como lo hace cualquier género, que eso se logró demostrar bajo los mismo lineamientos que rigen todos los géneros musicales o la mayoría de ellos y que por ende sí existe esta desconfiguración pero que al parecer no es lo suficientemente importante en el espectro cultural nacional como para obligar a repararla de una vez como si lo fue la problemática que se dio con el vallenato que tuvo que intervenir la Unesco para que ya no dejará de ser desconfigurado y lo protegió como un patrimonio inmaterial de la humanidad en la categoría de oralidad, no de música. 

Lo que quiero demostrar y lo que quiero poner en tela de juicio en este momento es que aquí no estamos ante un caso que se pueda tomar a la ligera, ante una pataleta, o un caso que se pueda dejar pasar sin sufrir consecuencias graves en las prácticas artísticas musicales del país. nos vemos posiblemente ante un caso de una aniquilación o una posible extinción de una práctica artística dentro de la música que se llama el rock, que es universal y rico en producción.  Una desconfiguración que busca favorecer algunas políticas culturales que ha sido distorsionadas en favor de propaganda y que pretenden demostrar de que en nuestro país el rock debe desaparecer como lo conocemos- Lo hacen hablando a través de un exceso de patriotismo o hablando de lo que podría ser la cuna de un desdibujamiento para favorecer a ciertas personas que no tienen una fundamentación académica, una fundamentación teórica, una formación musical, sino que se basan más que todo en la opinión o por decirlo en colombiano, en aquel rayo divino que le otorga diós al ser humano por haber nacido en esta patria, con el poder que le otorga el puesto.  para crear una confusión increíble que está lamentablemente beneficiando a quienes no debería beneficiar y destruyendo a quienes esos políticas culturales deben ayudar a construir.

Pero para demostrar esto teníamos que demostrar primero que sí existía un género al que se le puede llamar rock colombiano que es muy diferente a un género que se llama pop music en el mundo, que acá es desconocido y que a la vez es muy diferente a un género que se llama lo popular y que dentro de ese rock que se demuestra en la tesis que existe, que tiene ciertos lineamientos y que ha tenido estudios previos de muchos académicos que han logrado delimitar esos lineamientos existe algo que se llama la fusión, en donde se combina varios géneros por ejemplo los folclóricos dándole un tinte muy diferente al rock, que a su vez es diferente a lo que llamamos una modernización.

El concepto de modernización es en lo que en Colombia han llamado “las nuevas músicas colombianas” que también comprende una desconfiguración muy fuerte porque es lo que tradicionalmente ha existido en el mundo… géneros como el swing, como la Carranga, la cumbia géneros como las rancheras mexicanas,  están siendo llamados “nuevas músicas colombianas” y están siendo reclamados como parte del rock cuando no tienen nada que ver, ni siquiera como fusiones porque los están presentando como rock siendo género puros.  entonces esto pareciera que es una colonización estatal o un acto programado en ciertas entidades público privadas como el Bomm (Bogotá Music Market) que lo organiza la cámara de comercio, en eventos públicos como Rock al Parque organizado por Idartes y en entes privados de gran alcance mediático como la revista Shock, eso se une a las desconfiguraciones que se están dando en otros países como lo son Brasil México Argentina y España que son países donde también se da. 

Es muy importante que no confundan la pasionalidad que despierta este tema con la corrupción, no se puede seguir ocultando la utilización sistemática de las políticas públicas culturales como herramienta de propaganda de algunas ideologías.

Es interesante ver la perspectiva con la que los dos jurados ven la problemática y esto explica un poco porque es un tema tan sensible, este problema tiene diversos puntos de vista que se moldean de acuerdo a la persona que lo aborde, pero solo puede tener una solución efectiva y esta es reconfigurar el género en el imaginario colectivo y en toda la comunidad artística, lograr un acuerdo respeto a él, para que esta confusión no afecte la práctica artística llamada rock.

Entonces habría que hacer la aclaración, respecto a que la meta última sería colocar en discusión la problemática se da en el campo de la construcción de las políticas públicas en cuanto el rock una vez conozcamos los lineamientos y diferencias de cada género de interés, pero es tan grande la confusión respecto al género en la música popular, que tocaba hacer primero una investigación para demostrar que el rock es un género musical diferente a la cumbia y que no, no es lo que los creadores de dichas políticas entienden como tal en su realidad distorsionada, por eso , mi investigación se centra en aclarar esto. 

Lamentablemente por la extensión del trabajo y su complejidad es necesario continuar esta investigación en una segunda parte que aborde cómo todo lo demostrado en esta investigación ha sido invisibilizado hasta el punto de no aceptar debatir por no tener argumentos sólidos y que nadie tome conciencia al respecto. Pero con el resultado logrado en este trabajo es suficiente para que no solo los músicos sino cualquier persona aprenda a reconocer y categorizar de manera adecuada el rock, el pop, la fusión y la música popular reconociendo a su vez cuales son géneros diferentes a estos, o que están modernizados.

Acá hay que tener claros algunos términos para poder aplicar lo que he denominado la -escucha lógica- y quiero que me permitan ir despacio para abordar este tema paralelo al marco teórico para ir explicando poco a poco como es que se aplica la -escucha lógica- en el caso del rock. No quisiera por cuestión de tiempo volver a explicar los componentes básicos de los géneros sino concretarme en algunos conceptos académicos dentro del marco teórico que fundamentan mis postulados.

Para comenzar a darle profundidad a las observaciones del jurado, primero tendríamos que hacer un acuerdo sobre géneros, no se puede seguir confiando en la artisticidad. El género está definido en todas partes. Y hay varios estudios que así lo dicen. La artisticidad es un concepto trabajado por Luigi Pareyson y que es muy importante acá porque trata sobre la eterna discusión si todo lo que se dice ser arte lo es. 

Después de tener clara la artisticidad y recorrer todas y cada una de las características que tendría el rock como el riff, sustentado en la tesis, la forma, el estilo, etc. Podemos abordar la construcción de la infografía que nos aclara las diferencias de géneros y la desconfiguración actual.

Es por eso tan importante que en lugar de enfoques, se reconocieran categorías específicas porque no se puede seguir permitiendo que a través de ciertos enfoques ya sean ideológicos, teóricos o de otra índole se le siga inyectando confusión al rock, me explico con un ejemplo, el vals no podría ser adecuado a cuatro cuartos sin que se tenga que cambiar absolutamente todas sus categorías especificas mientras que en un plan artístico o de creación se podría justificar y entonces ya no tendría límites. No es ser radical como muchos me han tildado porque de hecho me encantan las fusiones y creo que es lo que enriquece al rock, al jazz y a otros géneros que se nutren, fagocitan las músicas.

Radical sería no permitir o satanizar cualquier intento de corromper la pureza de los géneros como el blues, el jazz, el ska, el Metal pero sería absurdo ya que esos géneros son nacidos premisamente de fusiones y está demostrado que combinar lo nuestro con lo foráneo crea nuevas estéticas y nuevas expresiones pero hay que hacerlo sin la vergüenza inherente que cargamos nosotros los latinos que nos está haciendo poner a un lado y que es todo lo que se tratan en la mirada decolonial con el maestro Pedro Pablo Gomez por ejemplo. 

Podemos decir que algunas teorías o fundamentaciones como las que recomienda el maestro Santiago Niño Morales podrían llegar a dar más fundamentación a la construcción de esta definición de rock como género musical.

Entonces para resumir, sencillamente le están colocando el nombre de rock a expresiones que no lo son ni lo serán jamás así combinen o fusionen con otros géneros y hay que aceptarlo. Al decir frases como “la música es una” están haciendo aseveraciones subjetivas vacías que equivaldrían a “el deporte es uno” entonces juguemos fútbol con aletas de natación. En la artisticidad es válido, pero en la práctica no sería efectivo. Lo que tenemos acá es un conflicto grave con la subjetividad de la contemplación artística.

Por lo tanto, en consecuencia, de todo lo anterior, la respuesta a la pregunta que se planteó inicialmente en esta investigación es SI, la pregunta es fue la siguiente:

¿Es la ausencia de un estudio de contexto y reconfiguración de los géneros musicales populares conocidos como pop, folclórico, popular y sus fusiones en Colombia el factor que más ha influido para que el rock nacional sufra una crisis de identidad que no le permite avanzar como industria creativa y profesional; relegándolo a la marginación y discriminación como género dentro de las políticas culturales públicas y por ende de los institutos encargados de su difusión y ejecución,  además, trayendo como consecuencia ser reemplazado en todos los escenarios y medios de comunicación por expresiones folclóricas, modernizaciones o simples adaptaciones de viejas músicas para ser presentadas como “el nuevo rock” o “nuevas música colombianas”?

La respuesta es sí, la causa de que el rock se esté diluyendo en Colombia como práctica artística es el desconocimiento de los géneros musicales y sus lineamientos por parte de las personas y agentes que trabajan con él, incluso de algunos músicos empíricos que tienen voces publicas importantes y que son músicos por artisticidad y convicción, estos agentes son los responsables de esta desconfiguración y para demostrar las conclusiones que se hacen en la tesis sobre el porqué este desconocimiento es el posible culpable, quisiera mostrarles entonces el resumen de la correcta categorización de los géneros tratados en la tesis, todo con la finalidad de retomar el rock tanto como práctica artística, así como de industria cultural y de actor importante en la cultura y las políticas culturales locales y nacionales y después tendré un tiempo para responder o discutir algunas ideas o preguntas.

Se procede a la infografía. (Ver imagen al inicio de este post)

EL MONSTER DEL ROCK: EL SUEÑO DE FELIPE SZARRUK


Tomado de http://www.elblasfemo.com/component/k2/item/380-el-monster-del-rock-el-sueno-de-felipe-szarruk 
El Monster del Rock: el sueño de Felipe Szarruk
Escrito por Alexander Triana

El Monster del Rock: el sueño de Felipe Szarruk
Foto de portada: Alexander Triana Yanquén / Foto interna: Felipe Szarruk

Felipe Szarruk, es comunicador social y músico que emprendió una aventura al crear el Monster del Rock, un evento que reúne a las bandas independientes en Colombia para que participen de un certamen en el cual, los seguidores de cada agrupación y amantes del Rock tengan voz y voto para seleccionar al mejor.

―Desde que el Rock se inventó, concursos ha habido por montón. En El Salvador hicimos tres eventos y cuando llegamos a Bogotá, vimos que hay cientos de bandas que no tienen espacio ni de circulación, ni de difusión. Entonces Monster del Rock salió como una alternativa para hacer un concurso de bandas, que fuera una competencia sana y chévere que ya va por el noveno año.

Hacer un concurso de esta magnitud, donde actualmente hay más de cincuenta bandas participando, no es tarea fácil y desde que Felipe comenzó abriendo estos espacios enfrentando muchos obstáculos, pero sabe que es una oportunidad en la cual se construye una cultura: “El Monster del Rock ha sido un proceso gradual. El momento de conseguir patrocinadores, de ir haciendo un nombre y una marca, el hacer que las bandas fueran inscribiéndose. Ha sido un proceso increíble y los ganadores han sido ‘bestiales’”.

La premiación para este año va desde la grabación, hasta el prensaje en físico, así como también la distribución nacional e internacional del disco. Szarruk ha venido generando una identidad entorno a este certamen que cada año presenta a las mejores bandas independientes de la escena rockera. Él afirma que, al finalizar, el ganador tendrá en sus manos un producto de calidad con el cual ellos podrán trabajar y abrir muchas puertas.

¿Quién está detrás del Monster del Rock?

Szarruk emprendió creando Subterránica en El Salvador durante el año 2002. Es bogotano, tiene nacionalidad salvadoreña, pero dice que ahora buscará otro lado para ser. No es que no sienta amor por Colombia, sino que no está de acuerdo con lo que se vive en este país en términos de política, cultura, desigualdad y un sinfín de cosas que le llevan a querer encontrar una nueva identidad.

Comenzó haciendo radio en San Salvador, en la emisora Radio Femenina 102.5. Allí duró tres meses tras el director de programación para que le dejara abrir un espacio al rock nacional, que inicialmente contó con diez minutos al aire (tres canciones), a la segunda semana consiguió una hora y al mes ya era número uno con una duración de seis horas.

Desde que regresó a Colombia en el 2005, ha venido construyendo con las uñas y pasión lo que es Subterránica, de allí surge El Monster del Rock hace nueve años. Como organizadores del evento no participan de la escena creada en Bogotá por el Idartes y el Estado. Este certamen se mueve entre las mismas bandas, no hay difusión mayor que los amigos, de los amigos y sencillamente porque como dice Szarruk, hay un precio de por medio para figurar y se mal interpreta lo que es el Rock por una fusión.

―No estoy de acuerdo que en este país no conozcan lo que es el Rock, sino que crean que el Rock es la nueva música modernizada. Para mí, eso no solo denota una ignorancia absoluta sino un acto de soberbia y estupidez. Llegar a decir: el Rock es esto porque yo lo creo así. Y si no te adaptas a eso, entonces no eres parte de la escena del Rock Nacional.

Felipe Szarruk se encontró de frente con la colombianidad, esa que se caracteriza por ser arbitraria y buscar vanagloriarse del logro ajeno. Fueron muchas las puertas que se tocaron, buscaron instaurar el programa en este país en donde han logrado hacer lo que ninguna institución o entidad del Estado ha conseguido: Más de 4 mil conciertos con bandas independientes, 11 entregas de premios para artistas que emergieron con un sueño como Don Tetto, The Mills, y muchas otras que han pisado los escenarios de Subterránica.

Este emblemático personaje tuvo la osadía de interponer una tutela al Idartes y el Festival Rock al Parque porque se ha venido transformando la esencia del evento y ahora atentan contra la cultura. Szarruk habla de frente y dice que es una vergüenza que las entidades del Estado y las personas que están en ese círculo son mediocres que no cuentan con una preparación académica para estar allá.

― Colombia tiene una de las escenas más ricas del Rock y de una calidad impresionante, pero estamos en manos de estúpidos y lo peor es que cada vez que alguien los quiere confrontar, ellos se esconden. Así, ¿qué vamos a esperar del arte?

El Monster del Rock es una alternativa para fieles seguidores de un ritmo que es puro, que transmite una energía explosiva llena de acordes musicales y letras imponentes que dejan una reflexión como suele ser la buena música.

Este certamen ya está por terminar, pero si ustedes quieren y pueden, tan solo basta con buscar en redes sociales a Subterránica y así sabrán lo que es vivir el Rock. Pero sobre todo, encontrarán esa pasión y entrega en las bandas nacionales independientes que al igual que muchos grandes, vibran por un sueño, los acordes de los instrumentos, las notas y las letras que inundan cada fibra de quien los escucha.

NO A TODOS LOS COLOMBIANOS NOS DEBE GUSTAR EL VALLENATO


Desde principios de siglo se ha visto en Colombia un afán por constituir una identidad de país, esto fue planeado, todo lo que sucede en el arte colombiano actualmente es consecuencia de una ideología que tomó el poder de las instituciones del arte y lo ha modelado así.

Tenemos derecho a la diversidad y eso es lo mejor de nuestra cultura, que el talento es enorme y no debe quedarse únicamente atado a los lineamientos de lo que parece “dar dinero”.

En el país se está dando algo muy grave y es una segregación o racismo cultural que deja de lado toda expresión artística o toda practica que no involucre lo que es folclórico o lo que nos representa según el oficialismo como colombianos.

Los personajes que han gestado esto, que están de acuerdo y que practican esta segregación, se pavonean creyendo que son la élite del mundo artístico porque se cuelgan una ruana, un sombrero vueltiao o una guacharaca y no se dan cuenta que están aniquilando una de las escenas más creativas del mundo con sus actos, en el país el talento creador es impresionante, pero está siendo invisibilizado y sometido.

Existimos otros colombianos a los que nos gusta Star Wars, Juego de Tronos, el rock lleno de distorsiones, las expresiones universales más que las regionales, somos parte de esa corriente que ve el mundo pequeño y no dividido en patrias de colores, que nos gusta alcanzar a más personas con expresiones que no tengan nada que ver con regionalismos, con pasiones tricolores y es nuestro derecho. Tenemos derecho a hacer Metal, Punk, Ska, tenemos derecho a querer ver cine que no sea de putas y traquetos, a escuchar rock que no tenga ruana y guacharaca, a que no nos guste el vallenato y la cumbia mezclado con todo lo que se ve, se escucha y huele a trópico. Tenemos derecho a que si vamos a un concierto de Jazz suene Jazz y no un Porro, tenemos derecho a escribir libros que no sean de Muiscas, en resumen, tenemos derecho a crear lo que se nos dé la gana sin ser apartados, porque lo que están haciendo es alimentar más esa polarización y ese regionalismo que tanto daño le hace a Colombia y que ustedes creen que están construyendo patria al fomentarlo.

Amamos nuestra tierra, pero eso no quiere decir que nos pintemos de amarillo, azul y rojo para demostrar que tan patriotas somos. Ustedes no ven a Hollywood haciendo películas únicamente de la guerra civil o de las praderas estadounidenses, no ven a los ingleses o a los noruegos con trajes típicos organizando festivales engañosos, el mundo requiere sobre todo en estos tiempos la construcción de lenguajes universales y decirles a las personas que esto no es bueno o que si no hacen lo que se les dice no pueden participar de la vida artística pública es un asesinato creativo y eso sucede en Colombia actualmente sin que a nadie parezca importarle.

Los que se han atrevido a ser diferentes como Montoya, Rentería, Villegas, Gabo, a romper moldes han tenido que salir a hacer sus carreras afuera porque acá jamás han sido valorados al no escoger lo tradicional, una vez han triunfado en el exterior, ahí sí el país le clava la bandera y eso ni es justo ni tiene honor, por eso Montoya y otros se han ofendido cuando les dicen que representan la patria. Debemos comenzar a ver más allá de nuestras narices y apoyar la construcción de lenguajes universales y no frenar la imaginación de nadie por montarle una ruana, la cual hasta al Papa le clavaron. 

LA SILENCIOSA, MARAVILLOSA Y ENRIQUECEDORA SERIE DE CONCIERTOS DE LA ESCUELA FERNANDO SOR EN BOGOTÁ


En un país en donde no saben qué es el rock, que lo confunden con la carranga y la cumbia, en donde los jueces de los concursos musicales no saben qué es un acorde, y en general un país donde la diversión se ha convertido en un lujo inalcanzable, La Escuela de Música y Sonido Fernando Sor lleva realizando hace algunos años ya, una serie de presentaciones de exponentes importantes del rock mundial y no solo con la meta de entretener sino de educar y esto señores, en un lugar tan culturalmente pobre como el nuestro es de aplaudir de pie.

El párrafo anterior es un duro reflejo de lo que sucede en Colombia con el rock y de cómo cada día vemos cerrar y abandonar la escena a muchos músicos, agentes y bandas, pero contrario a todo esto, El Maestro Edilson Gómez Lagos, fundador de la escuela ha apostado por eventos de calidad que inculquen a sus estudiantes y al público que asiste una lección para no olvidar. Así, han desfilado por su auditorio personalidades como Michael Angelo Batio, Billy Sheehan y la banda Mr Big, Ritchie Kotzen solo por decir algunos de los nombres y ya prepara la venida de Marty Friedman, y lo ha logrado apoyado solamente en algunas empresas que siempre han estado detrás del empuje a la escena nacional como The Music Site y otros agentes privados.

Quería escribir estas líneas, para visibilizar esta gestión titánica y maravillosa que obviamente no ha tenido repercusión en los medios locales o nacionales y que de seguro nunca la tendrá, pero dentro de este desierto del arte en Colombia, estas presentaciones se convierten en un oasis de conocimiento y de entretenimiento de calidad.





ENTREVISTA EN LA REVISTA ALTUS


Tomado de http://190.85.246.40/altus/Entrevista-Szarruk-Subterranica.htm

“Hay que cultivar el Rock en las nuevas generaciones” (F. Szarruk)
Por: Redacción Altus

En Altus en Línea entrevistamos a Felipe Szarruk, director general de la Revista Subterránica (Fundacion Latinoamericana para el Desarrollo de las Artes L.A.Rock Subterránica). La entrevista se centró en su opinión sobre la organización y programación de rock al parque 2012. Szarruk, además de ser el director de Subterránica, es un rockero consolidado con su propio proyecto musical; por lo cual lo consideramos un amplio conocedor del tema, además de un bacán que estuvo dispuesto a hablar con nosotros en cuanto le propusimos participar en nuestra publicación.

Esta es la entrevista:

R.A. (Revista Altus): Siempre que hablan de rock al parque, dicen que es el festival más grande al aire libre en Latinoamérica. En comparación con otros festivales ¿Qué es realmente rock al parque? 
F.S. (Felipe Szarruk): Rock al Parque es sencillamente otro festival más entre la cantidad que hay en el mundo y en Colombia. Tiene una ventaja sobre los demás y es que es financiado por el estado colombiano, es gratuito y es supuestamente un espacio de expresión para el Rock nacional, sin embargo esta ventaja no le ha servido de nada, ni para crear industria cultural, ni para fomentar el crecimiento del rock colombiano, en este momento es otro festival que podría ser la diferencia pero no lo hace.

R.A.: Llevan años hablando del dichoso tema de la diversidad, la pluralidad y el respeto “extremo”. ¿Cómo podría trabajarse realmente este tema en el festival?
F.S.: Siempre ha existido diversidad en Rock al Parque, lo que pasa es que no se le hacía énfasis, pero ahí han tocados desde Bomba Estéreo hasta Dj´s.

Si miran Rock en Rio Madrid 2012, se presentó incluso Pitbull y eso está bien, las expresiones musicales han cambiado y en Colombia la gente no es rockera, este es un país tropical, en donde el vallenato y el Reguetón reinan. Lo que si no me parece es que bajo el lema de la diversidad se haya pisoteado el norte y la meta de RAP, que es la de apoyar la escena emergente y consolidada del ROCK en Colombia y lo hayan convertido casi que en un carnaval en donde se vio de todo menos Rock, es decir muy poco y la forma de inclusión de ciertas bandas fue de manera muy dudosa. 

R.A.: Este año cerró Charly García; el pasado, los toreros muertos cerraron en el escenario Bio. También han cerrado Calamaro y Fito. ¿A qué se debe esta tendencia de traer una “vieja gloria” del rock? Sólo falta Cerati, y porque anda enfermo.

F.S.: Se debe al factor económico. Rock al Parque pareciera estar desordenado en sus finanzas, no conozco mucho del tema de las finanzas del festival, pero sí sé que una banda actual puede llegar a cobrar sumas enormes por venir a tocar, a ellos no les importa que sea gratuito, ellos cobran su trabajo, porque a diferencia de Colombia, en donde todo el mundo, el imaginario colectivo piensa que todo lo que tiene que ver con Rock es gratis (Gracias en parte a Rock al Parque) en otros países esto es una profesión y una banda no va a venir a regalarnos su presentación. Por ejemplo Smashing Pumpkins (O los Smoking Ponkys como les dicen en Caracol jaja) estaban en Colombia un día antes de Rock al Parque, pero una banda como ellos puede llegar a cobrar hasta 250 mil dólares por una presentación en RAP esto es gran parte del presupuesto del festival, por eso traen bandas que están disponibles y baratas en el momento. Claro que de vez en cuando nos sorprenden con cosas como Skindred por ejemplo.

R.A.: El año pasado mucho se dijo en internet sobre el concurso para realizar Rock in Rio en Colombia, como era votación online perdimos contra México. ¿En qué puede compararse el Rockal con Rock in Rio? 

F.S.: Esto, así suene chistoso hay que analizarlo desde un punto de vista sociológico. Colombia es un país malinchista, esto quiere decir que le gusta es lo de afuera y los triunfos robados de colombianos en el exterior. La gente no asiste a Rock al Parque a ver a las primeras bandas sino que llega cuando están comenzando las invitadas y es gratis. Pero si acá hicieran un rock en Rio, no importa a quien traigan o cuantos cientos de miles de pesos valga la boleta, la gente iria solo por el hecho de que es ROCK IN RIO, porque acá el público es así. Desde todo punto de vista traer un festival como Rock in Rio sería bueno siempre y cuando lo hagan con la misma calidad que en los otros países y con el mismo tipo de artistas como Radiohead, Metallica, Katy Perry, etc. Pero si van a hacer un Rock in Rio Bogotá para presentar a Jorge Celedón y a Don Omar, entonces es mejor esa diversidad dejársela a los 40 principales (Evento 40) que lo hace bien y lo hace gratuito.

R.A.: Junto a los conciertos, el distrito organiza unas actividades pedagógicas, como foros, conferencias de musicología, actualización para intérpretes entre otros. ¿Son realmente útiles estos espacios o son simplemente un intento del distrito por darle un matiz académico al festival?

F.S.: Yo hace rato deje de creer en el distrito y en todo este movimiento cultural que ellos profesan, lamentablemente y es mi opinión, yo tengo identificado desde hace tiempo un patrón de comportamiento de estas convocatorias en donde el flujo de gente y dinero siempre pasa por los mismos actores. No estoy de acuerdo con bandas que han tocado 8 y 9 veces en el festival o con bandas que yo llamo “El Rock del Estado” que así otros personajes que solo saben criticar nieguen, se sabe que existe. Yo he ganado con mi banda y con mi organización varias de estas convocatorias de emprendimientos pero siempre han terminado en fracasos, cada vez que llegamos a talleres, conferencias e incluso intentos por hacer clusters culturales en lo que eso termina es en una pelea de egos ridículos de todo el mundo, porque acá todo el mundo se cree lo mejor en todo, son maestros antes de ser alumnos, todo mundo es rockstar, todo mundo es manager, todo mundo es gestor, y encerrados en ese mundo y en el afán de hacer dinero fácil a como dé lugar, todos estos esfuerzos del estado o se pierden o terminan en manos de los mismos de siempre.

R.A.: Durante la administración de Peñalosa, en una crisis que resultó en la integración del instituto de cultura y turismo y el de recreación y deporte, incluso se habló de acabar el Rockal, por fortuna eso nunca pasó. ¿Usted cree que hoy en día el festival tiene enemigos? 

F.S.: Es diferente tener enemigos que tener detractores, hablo de la gente del Rock porque el público es pasional y boqui suelto, mejor dicho, criticar no es odiar. Yo critico mucho a Rock al Parque, este año resultaron muchos que antes estaban dentro de rock al parque y a los cuales sacaron criticándolo también, siempre se ha criticado muchas cosas del festival, pero eso no quiere decir que uno sea enemigo. Al contrario, cuando uno se queja y critica es porque le importa. Estoy seguro que nadie de los actores del rock nacional quiere o le gustaría que se acabe el festival, lo que todos pedimos a gritos es que se escuche a esa gente, que sea de verdad incluyente, que se acaben las roscas, que hagan las cosas de manera transparente, que sean legales y que hagan un festival decente del que todos estemos orgullosos y podamos disfrutar. Es cierto que el festival tambaleó hace unos años pero mucha gente se pronunció y lo salvaron, pero a este paso, esa salvada lo que hizo fue empeorar todo.

R.A.: Hablemos de plata. Siempre se ha dicho cuánto le invierte la alcaldía al evento, lo que vale cerrar vías e incrementar el pie de fuerza policial para el evento. Pero nadie compra pan pa’vender pan: ¿qué gana el distrito? 

F.S.: El dinero que se invierte en Rock al Parque es parte del presupuesto nacional que se destina para el arte, cada año, el gobierno destina a todos los sectores un presupuesto y en el caso del arte es una miseria. El distrito no debe ganar nada económicamente hablando porque el distrito no es una empresa privada con ánimo de lucro. 

Lo que el distrito gana se representa en muchas otras cosas, poder político, presencia en la ciudadanía, aceptación y cosas que son más valiosas para el gobierno que el mismo dinero. Es que la gente no se ha dado cuenta que acá en Colombia el Rock mueve millones, pero lo mueven las mismas personas y gran cantidad de dinero se pierde de manera voluntaria en monopolios legales amparados por el estado como lo es SAYCO. En ese punto Rock al Parque viene siendo también una forma de destinar fondos para el arte y de justificar ese presupuesto público y de ganar simpatía con un sector de la sociedad, recuerden el imperio romano “Pan y Circo”.

R.A.: En un artículo de Subterránica sobre rock al parque de este año, se hablaba sobre SAYCO, de hecho se propuso acabar esa entidad. ¿Cuál es la relación de SAYCO, Prodiscos y las disqueras con Rock al Parque? ¿Apoyan o truncan el festival?

F.S.: A mi manera de ver SAYCO es una entidad mentirosa, es un monopolio legal como decía antes, una analogía de lo que es SAYCO es como decir que el dueño de Coca-Cola nos cobra mil pesos a cada colombiano que se tome una Pepsi porque ellos son dueños de los derechos de tomar gaseosa en el país, es absolutamente ridículo. SAYCO es una empresa privada y la gente no lo sabe, es una empresa privada con ánimo de lucro que cobra dineros por todos y cada uno de los eventos que se realizan en el país incluso si no va a tocar nadie que esté afiliado a esa entidad. Eso es ilegal y el estado lo permite. Incluso hay irregularidades como que cobran el recaudo de las bandas que no están afiliadas y dicen “que ahí se lo tienen guardado”.

El año anterior cuando SAYCO estaba en la mirilla publica, nosotros a través de la Asociación de Músicos Independientes tratamos de acercarnos a ellos, las reuniones están grabadas en video, las pueden ver en YouTube y ellos nos engañaron, nos hicieron creer que iban a cambiar y a trabajar con nosotros para que las cosas fueran mejores, SAYCO no fuera un muro sino un apoyo, redactaron un acuerdo pero apenas le levantaron el castigo volvieron a ser los mismos mentirosos de siempre. SAYCO debe acabarse, es responsabilidad del estado no permitir estas cosas pero parece no importarle ya que muchos comen de eso.

Lo de Prodiscos, si te refieres a las tarjetas de descarga, no tengo información sobre esa negociación, pero espero que s eles pague a los músicos por cada descarga que se hace y no sea parte del “premio”.

R.A.: Entre las muchas inconformidades de rockal, la de “the Castles” la versión criolla de los Jonas Brothers, fue una de las más resonantes. Invitar una banda infantil no es una mala idea del todo. ¿Recomendaría alguna banda nacional, infantil, que haga buen rock?

F.S.: A The Castles nadie lo conocía antes del escándalo. Sin embargo yo escuche su música y es chévere, al igual que muchas bandas que en estos momentos se han gestado en los colegios y en las escuelas de Rock. Estoy totalmente de acuerdo a que Rock al Parque abra un espacio para los chicos, pero debe ser una tarima especial, con condiciones y cuidados espaciales, de hecho esto es necesario. Lo que molesta es la forma en cómo meten a The Clastles a Rock al Parque así a las malas sin explicaciones de ningún tipo y ya. Esas son las cosas que molestan del festival. Pero si ese festival estuviera en mis manos, sin dudarlo abriría una tarima exclusiva para chicos, hay que cultivar el Rock en las nuevas generaciones, eso es lo importante, si no, seguiremos sumergidos en las expresiones folklóricas y el Reguetón únicamente sin darle espacios a lo que hacemos.

R.A.: ¿Qué espera para el próximo Rock al Parque?

F.S.: Te juro que ya ni me importa… he peleado tanto que ya me aburrí.

R.A.: Muchísimas gracias por todo Felipe, esperamos que esta entrevista no sea únicamente la opinión del director de Subterránica sobre el Rock al Parque, sino el inicio de una cercana amistad entre ustedes, los de Subterránica, y nosotros los de Altus en Línea.

Fundador de Subterránica creará sindicato de músicos independientes


Tomado de http://soundjourney.com.co/2017/06/07/fundador-de-subterranica-quiere-crear-sindicato-de-musicos-independientes/

Fundador de Subterránica creará sindicato de músicos independientes
El fundador del conglomerado de medios alternativos musicales Subterránica, Felipe Szarruk, anunció una convocatoria para crear el Sindicato de Músicos Independientes de Colombia (SIMIC).

El SIMIC se creará a partir de la Asociación de Músicos Independientes de Colombia (AMIC) que Szarruk actualiza en un blog oficial. Es a través de ésta donde ha dado las noticias de su polémica tutela contra Idartes y el Festival Rock al Parque y las denuncias que ha mantenido contra la Sociedad de Autores y Compositores (Sayco).

Se escogerán 25 músicos y agentes culturales que serán los fundadores, pero el sindicato será de libre asociación y permanencia.

Entre sus principales objetivos estará el diseño y la búsqueda de aprobación de una Ley de Música, que dé garantías similares para estos artistas a las del proyecto de Ley de Actores que se aprobó en segundo debate de plenaria del Senado en abril de este año.

Los interesados en unirse al SIMIC pueden llenar el formulario que actualmente existe en la AMIC o contactar el correo director@subterránica.com

Los otros objetivos descritos en el comunicado oficial aseguran que el SIMIC buscará luchar por las siguientes causas:

Que se abran espacios en los medios para músicos independientes
Veeduría de los medios actuales
Igualdad de oportunidades en los procesos privados que tengan que ver con la música
Transformar las políticas culturales y entidades que negocian con la música en el país y que perjudican a los músicos independientes
La consecución de las necesidades básicas para que los artistas puedan desarrollar su actividad creativa, esto incluye bares, escenarios, festivales, convocatorias, medios de comunicación, conciertos, etc.
SOUND JOURNEY

Estudiante denuncia a la UNAD de persecución por sus críticas a fallas de la IES


Tomado de http://www.universidad.edu.co/index.php/historial-de-noticias/67-noticias-2012/9481-estudiante-denuncia-a-la-unad-de-persecucion-por-sus-criticas-a-fallas-de-la-ies

Estudiante denuncia a la UNAD de persecución por sus críticas a fallas de la IES
La Institución conoce el caso y no se ha pronunciado al respecto
Sept 25/12 Con documentos de soporte, el estudiante de comunicación social de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia –UNAD-, Felipe Szarruk, acusa a la IES de no favorecer su proceso de grado y generar múltiples trabas para ello, tras las denuncias que, desde semestres atrás, éste ha hecho de las fallas en la plataforma LMS para el desarrollo de los cursos virtuales.

Esta situación (erróneos conceptos de cómo administrar la educación virtual), es una realidad en muchas otras IES del país.

En su blog, Szarruk dice que ha recibido más de cuatro mil mensajes de estudiantes de toda Colombia descontentos con la universidad, sus servicios, su forma de enseñanza y sus arbitrariedades.

Según la denuncia, en la institución se han presentado situaciones poco comunes que han impedido su grado como, por ejemplo, no valer materias ya cursadas, hacerle pagar dos veces los derechos de grado y perder el acta de grado del colegio. La situación ha llegado al punto de que “han comenzado a provocarlo e instigarlo cada vez que llega a la institución, insultándolo, tratándolo mal e incluso retirándolo por personal armado”.

Uno de los últimos hechos indica que la Universidad señala que falta el acta de grado del colegio, lo que no podría ser pues éste es un documento básico para que la IES hubiera admitido al estudiante a primer semestre.

En mayo de 2011 el estudiante sustentó su trabajo de grado y el acta registra una calificación de 4.5 que lo habilita para titularse como Comunicador Social.

El estudiante tiene una grabación de audio en donde un abogado, a nombre de la Universidad, le notificar de un auto de apertura de investigación disciplinaria, por un incidente con un funcionario de la oficina de Registro y Control.

La Subdirección de Inspección y Vigilancia del MEN recepcionó el caso en octubre de 2011 y le informó al estudiante que requirió a la Universidad sobre el tema y que darían respuesta en un plazo no mayor a tres meses. No obstante, se desconoce el avance del caso.

En varias ocasiones la UNAD, a través de uno de los asesores de la Rectoría, informó a El Observatorio que enviarían la respuesta a esta solicitud en fechas específicas, mas la información no llegó.

Lo único que afirmó a www.universidad.edu.co, Roberto J. Salazar Ramos, a nombre de la UNAD, es que no es la primera vez que el estudiante hace acusaciones públicas, “motivado en algunos casos por pérdida de cursos o motivos diversos”.

En una comunicación que el mismo Ramos había remitido, cuando se desempeñana como Vicerrector de Medios y Mediaciones, le excusas al denunciante por las inconsistencias presentadas y señaló: “He leído atentamente su nota acerca de "El fracaso del experimento educativo de la UNAD en Colombia" y lamento la nefasta experiencia que usted ha tenido, ante la cual solo quedan dos alternativas, tal como usted las expone: retirarse de la misma y acudir a cualquier otra institución de educación superior, o buscar alternativas que impidan vivir las experiencias por usted relatadas”.

En otra comunicación al estudiante, el Ing. Enrique Romero, coordinador de Innovaciones Tecnopedagógicas también reconoció los fallos en la plataforma, e invitó a la comprensión frente a los mismos.

Las críticas del estudiante a la plataforma Moodle de la Universidad
- Es prácticamente imposible pedirle a 10.000 personas que no se conocen, que no sabemos exactamente cuántos de ellos tienen internet 24 horas del día o cuáles de ellos sólo tienen acceso a la web dos horas los domingos, que cumplan con fechas y horarios establecidos para una materia y aun mas cuando es la misma plataforma universitaria la que tiene errada la hora universal en la internet.

- Los grupos colaborativos se usan en la escuela tradicional en donde es muy fácil unir el pupitre con el del compañero, en el mundo real es diferente, no puede la universidad suponer que si vivo en Bogotá y tengo internet banda ancha en mi casa, puedo trabajar con un compañero en San Gil que usa un café Internet dos horas el fin de semana, es absurdo y es de ciencia ficción.

- Los docentes no saben manejar la plataforma, ellos nunca dan la retroalimentación de los trabajos a tiempo y terminan los semestres y las notas quedan en blanco, y no solo los docentes, en registro y control se equivocan constantemente, las notas no aparecen, los docentes se retiran de la universidad y el estudiante queda como un ente desubicado corriendo detrás de todo el mundo para que le arreglen sus notas cosa que nunca pasa hasta que cada estudiante tiene que interponer un derecho de petición para que por fin hagan un trabajo que no le corresponde a él.

- Hay errores en la programación de las actividades de la plataforma en donde incluso al marcar las respuestas correctas, el sistema las sigue dando como erróneas y no se permite volver a tomar el cuestionario.

- Respecto a los exámenes finales, la calificación no se hace con un estándar nacional si no a criterio del tutor que las califica.

- Los exámenes finales nacionales son una apología a la memoria y no un resultado analítico como debería ser

- Un estudiante con un poco de conocimiento de computación y un poco de viveza pasará todas las materias en la plataforma sin mayor esfuerzo

EL PERIODISMO ES EL HIJO BOBO DE LA COMUNICACIÓN SOCIAL EN COLOMBIA


Algunos países como Colombia no exigen un título profesional para practicar el periodismo basados en el derecho de la libertad de expresión consignado en la constitución nacional, por eso, cualquier ciudadano en ejercicio puede escoger como “oficio” el ser periodista y así como cada día cientos de personas se cuelgan la etiqueta en la frente y comienzan su aventura por el mundo de las historias, esto hace que la titulación de un periodista nuevo dependa solamente del deseo de serlo.

Un comunicador social no es un periodista, aunque algunas carreras hacen énfasis en la práctica, un comunicador social es aquella persona que se preocupa, investiga y estudia los procesos comunicativos de la humanidad, incluso de los animales, analiza sus componentes, estudia la epistemología de la comunicación, la teoría de la misma acuñada desde hace algunos años por académicos y tiene como objetivo mejorar estos procesos y a su vez el funcionamiento de la sociedad.

Para ser un comunicador social hay que estudiar, para ser un periodista también. La manera de estudiar en la vida no es solo en la universidad, sobre todo en un país como Colombia en donde la educación es una de las más caras y de las peores del planeta, estudiar en una universidad colombiana no le da ninguna garantía de llegar a ser un buen profesional y mucho menos de que conseguirá trabajo en su área. En Colombia, los medios están plagados de “favores” y basan su elección de periodistas más en la amistad, en los contactos que, en otra cosa, el periodismo en Colombia es el hijo bobo de la comunicación social en donde muchas personas cometen el error de creer que ser comunicador es ir a presentar noticias de farándula en vestidos bonitos y eso es lo que le han vendido al imaginario colectivo en Colombia y otros países.

Es por eso que, aunque existan periodistas de larga data, que comenzaron a practicar su profesión cuando la carrera no estaba configurada en las universidades, después de 30 años o más se han convertido en referentes y en grandes maestros, pero eso no quiere decir, que un chico de veinte años esté listo para llamarse periodista solo porque en Colombia no se exige una carrera profesional para ejercer. Si una persona decide emprender el camino empírico hacia el periodismo igual debe estudiar, igual debe leer, igual debe practicar mucho antes de lograrlo, porque lo que está sucediendo en Colombia no solo en la comunicación sino en otras profesiones, es  un acto caricaturesco en donde quienes nunca han estudiado pero tienen el favor de los medios, se burlan y critican de maneras ofensivas a quienes sí son periodistas y a quienes sí han transitado el camino de la academia y no han sido contratados por sus ojos, el tamaño del sostén o por otros motivos y esto lo único que hace es destruir la profesión en un país en el cual importa muy poco la verdad, importa muy poco el ser objetivo, en un país en donde portales como “Actualidad Panamericana” son considerados “medios serios” y la gente les cree, un país que presenta la sección de cultura en el noticiero como un resumen de novelas auto producidas, un país en donde los periodistas empíricos venden noticias de cartón y cortinas de humo.

Ser periodista es una responsabilidad enorme, necesita de personas inteligentes, integras en su honor y su profesionalismo y de esto precisamente es de lo que carecen la mayoría de personas que son “periodistas” por la gracia divina del señor y que encima de todo, profesan su perfección en los medios para los que trabajan.

45 FESTIVAL INTERNACIONAL DE LA CULTURA DIO A CONOCER LOS GANADORES DE LA CONVOCATORIA


Se destaca la calidad y el talento local.

Un total de 13 agrupaciones y solistas del Departamento fueron escogidos por el jurado calificador en esta convocatoria, en la cual se destacó la participación y la gama de tendencias musicales, con las cuales se mostró la calidad del talento local.

Una vez realizadas las audiciones, durante los días 20 y 21 de julio, en Sogamoso y Tunja respectivamente, se reunieron los jurados Daniel Saboya, Roberto Martínez Torres y Felipe Szarruk, para elegir entre 23 artistas, a las 13 agrupaciones y solistas que se presentarán en los diferentes escenarios musicales del Cuadragésimo Quinto Festival Internacional de la Cultura. (Acta de ganadores de la convocatoria).

Los grupos y solistas seleccionados deberán comunicarse con la oficina del Festival Internacional de la Cultura en los siguientes tres días hábiles, a partir de la publicación de resultados, con el fin de empezar los trámites de contratación y respectiva programación. (Acta de ganadores de la convocatoria). 

Sofía Peña – Prensa FIC

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Fuente: Gobernación de Boyacá

ENTREVISTA CON FELIPE SZARRUK


13 de Junio de 2010 a la(s) 18:0 / César Barrientos
Tomado de http://www.laprensagrafica.com/fama/espectaculos/124785-entrevista-con-felipe-szarruk

¿Qué piensas sobre la evolución que ha tenido el programa radial Subterránica desde su nacimiento en El Salvador?

Subterránica es un fenómeno que va más allá de un programa o una idea, es el espacio que se abre para aquel que siempre ha encontrado las puertas cerradas. Muchas veces no por falta de talento, más bien por falta de amigos en los medios o de ser un poco malicioso a la hora de tocar puertas. Recuerdo que comenzó como un pequeño segmento de 10 minutos de rock nacional entre otra música que programábamos en aquel entonces por radio Femenina. Ahora Subterránica cuenta con un conglomerado de medios especializados muy importantes. Tenemos un periódico en físico, la página web, los premios en Colombia, en El Salvador, ya hemos incluso producido conciertos en Estados Unidos.

¿Cómo evalúas sus etapas?

Bueno, el solo hecho de que Subterránica existiera en El Salvador ya era algo importante. Cuando yo llegué, en el país había cientos de bandas buscando espacios, el modelo era nuevo y al parecer era el momento justo. Vi con emoción cómo se mantuvo algún tiempo y se hicieron los premios y todo, pero por otro lado uno debe mantener ante todo el corazón, el amor verdadero al rock y sobre todo al rock nacional.

¿Qué piensas de la salida del programa en radio Femenina?

La Efe ha cambiado bastante desde que yo me vine a Colombia y no ha sido un cambio malo. La Femenina es una radio que lleva muchos años y si decidieron sacar Subterránica del aire fue por algún motivo justificado en ese momento para la estación. Mi opinión personal es que uno debe mantener en su empresa también proyectos algo altruistas, no siempre hay que esperar a cambio algo si estás en posibilidad de brindar un espacio.

¿Qué nos puedes decir de la escena roquera salvadoreña?

Claro, siempre los sigo, mantengo comunicación con un montón de músicos amigos, me mandan mucha música y muchos chismes (risas). Acá en mi casa han estado varios y me gusta escuchar lo nuevo.

¿Alguna banda salvadoreña ha mostrado intereses?

Acá estuvieron Adhesivo, Gaia, Almas Gemelas, Caín Mantis, vino Rodrigo de Symbolic. Lo que pasa es que Colombia es otra cosa, acá la escena es un monstruo, es enorme y la calidad es también muy alta, ya no solo musicalmente sino en cuestión de imagen o montaje.

Recientemente tuviste un decaimiento en tu salud, cuéntanos un poco qué fue lo que sucedió.
El 10 de mayo tuve un vasoespasmo coronario que me causó un infarto, fue algo increíble que casi me quita la vida, pero mi Dios acá me dejó por alguna razón. La gente de El Salvador fue increíble, cuando por fin pude usar internet en el hospital me sorprendió la cantidad enorme de mensajes y publicaciones desde El Salvador. Yo les agradezco desde el fondo de mi corazón y quiero aprovechar para decirles que también recuerdo mucho al país y que lo llevo dentro.

SZARRUK SE ENFRENTA A ROCK AL PARQUE


Szarruk se enfrenta a Rock al Parque
Nacion Talento   9:15   Rock al Parque
Tomado de http://naciontalento.blogspot.com.co/2016/07/szarruk-se-enfrenta-rock-al-parque.html

Nuestra querida visión diferente, atravesada y sin filtros, sí que dio de qué hablar en estos días, a propósito del inicio del Festival Rock al Parque.

Para aquellos que conocen a Felipe Szarruk, no es un secreto que este músico bogotano lleva oponiéndose por años a la organización de Rock al Parque, pues la considera 'rosquera' y falta de visión. La guerra de Szarruk y el festival es de larga data, pero nunca había dado tanto de qué hablar como en esta última edición: el pasado 19 de mayo, envió un derecho de petición a Idartes —entidad encargada del festival— para que lo suspendiera.

"Solicito que se detenga la realización del Festival Rock al Parque 2016 y los siguientes a futuro hasta ser revisadas las políticas de igualdad y los actos deshonestos que se han dado en su producción que han afectado de manera grave y sistemática la práctica artística del rock en el país". Con esta frase Szarruk resume lo que, a su parecer, es la cara actual del festival gratuito más grande de Latinoamérica.

Y allí no para todo, Szarruk va aún más allá en su derecho de petición, afirmando que "si no se renueva este espacio afectará de manera directa mis derechos fundamentales y los de cientos de músicos en el país"

Idartes ya salió al paso de las acusaciones de Szarruk, desestimando su recurso con los siguientes argumentos: "la capital es diversa y con públicos diferentes y el evento es de interés general "(…) Idartes tiene el compromiso de apoyarlo como pilar fundamental de las prácticas artísticas y como ícono internacional de la cultura por lo que no es procedente su cancelación"

El lío es que la cosa no va a para allí. Szarruk tomó la respuesta como "un discurso retórico estúpido" y promete que para el próximo año —este no se pudo porque el festival ya está encima— entutelará a Rock al Parque.

Por ahora el festival sigue firme, por lo menos en lo que se refiera a su realización en esta edición 2016. Ya si se quiere realmente analizar la firmeza del festival como propuesta viable para dar espacio a los nuevos talentos del rock nacional... la cosa cambia.

FELIPE SZARRUK: SIN PELOS EN LA LENGUA


Felipe Szarruk: Sin pelos en la lengua
Diálogo con un rockero de armas tomar

Sábado 23 Julio, 2016
Felipe Szarruk: Sin pelos en la lengua

Felipe Szarruk es un veterano músico y gestor cultural colombo-salvadoreño, quien ha luchado arduamente por la consolidación de su proyecto musical y la gestación de Subterránica; uno de los movimientos de rock emergente más importantes de Colombia. A continuación consignamos sus opiniones sobre la actualidad del rock nacional, su arte y la labor de los Premios Subterránica que durante diez años han apostado por la construcción de una escena local.

Los premios Subterránica fueron una iniciativa desarrollada inicialmente en El Salvador. ¿Qué fue lo más complejo de traer esta propuesta a Colombia?

Felipe Szarruk: El cambio fue brutal. En el Salvador la escena nos apoyó bastante. El gobierno, los medios y grandes empresas confiaron en nosotros a diferencia de Colombia, donde la gente estuvo muy desentendida del rock. En este país decayó mucho el movimiento. En la época en que comenzamos, el país estaba en uno de sus peores momentos históricos, así que nos tocó sortear toda clase de dificultades para sacar adelante el proyecto.

¿Qué papel han jugado los premios Subterránica en la construcción de la escena rockera nacional?

FS: Yo quiero pensar que han sido importantes porque el rock nacional tiene muy poca atención. Me atrevería a decir que en este país existe una de las escenas más importantes del mundo, en cuanto cantidad y calidad de propuestas se refiere. Llevamos 10 años haciendo estos premios y hemos aportado a la circulación y exposición de bandas que generalmente no apoyan Radioacktiva, RCN o Caracol. Creo que es relevante que estos premios se realicen en este país, ya que los artistas necesitan crear un portafolio, una serie de reconocimientos que avalen que se está haciendo bien y que se está haciendo mal. Hemos sido los pioneros en el descubrimiento de nuevos talentos como Don Tetto,  The Mills,  ChocQuibTown y muchos otros que han hecho parte de estos galardones. Existen muy pocos detractores de nuestro movimiento y generalmente se trata de personas que no han querido vincularse.

En estos premios han participado agrupaciones como los Aterciopelados, The Black Cat Bone, The Mills, Highway entre muchos otros. ¿Cuál ha sido la presentación más memorable en estos 10 años?

FS: Hay muchísimos. En el 2009 me fascinaron The Joint porque su vocalista Jade tiene una personalidad arrolladora en el escenario y The Mills, quienes demostraron toda la intención de tragarse al mundo en ese año. Me encantó Mmodcats en el año 2010. Esa presentación fue impresionante porque Tan Tan Morgan tiene una personalidad teatral magnífica que es algo de lo que carecen la gran mayoría de bandas en nuestro país. Es de ese tipo de grupos que brindan una experiencia visual para el público. Del año pasado recuerdo gratamente cuando Elsa Riveros de la agrupación Pasaporte salió a cantar ‘Igor y Penélope’, siendo uno de los momentos más memorables de aquella velada.

¿Cuál ha sido el mayor desafío al que se han enfrentado al organizar esta premiación?

FS: El 2007 para mí fue descorazonador. En ese año me di cuenta en qué lugar estaba e inició un proceso de mucho resentimiento con Colombia, porque yo quería de verdad aportar a la escena. Alquilé el teatro Colsubsidio e iban a tocar Aterciopelados, The Black Cat Bone y Julio Nava. El top del rock en Colombia entonces. Lamentablemente me cancelaron el evento en este espacio porque Sayco quería 200 millones de pesos por todas las canciones que se iban a tocar y la Secretaría de Cultura, quería una póliza por más de 100 millones de pesos. Estaba haciendo un esfuerzo enorme y me di cuenta que lamentablemente la gente lo único que quería era dinero para hacer lo que se les diera la gana. Incluso 10 años después continúo muy resentido con el país por las políticas culturales de Idartes y Sayco, por lo cual, preferí alejarme y terminamos haciendo los premios de manera privada. 

¿Cuál ha sido el mayor avance y el mayor retroceso de la escena rockera nacional?

FS: El mayor retroceso fue que las bandas perdieron el ‘feeling’ del rock. En Colombia se convirtió en una empresa inexistente. Lo que llaman rock en este país es una especie de música híbrida donde le han metido guacharaca, ruana y sombrero vueltiao para buscar una identidad que corresponda a nuestro mercado. El mayor avance está en que no se necesita ser un artista fichado por un sello discográfico para hacer una gira internacional. Al final de cuentas todo eso se sustenta en un producto que sea muy competitivo a nivel internacional.

¿Cómo fue la transición de ser músico y productor radial a convertirse en un gestor cultural?

FS: Se produjo por la misma necesidad. Cuando llegué a El Salvador por cosas de la vida terminé haciendo radio en una estación muy poderosa mediáticamente hablando. Aprendí que a través de un medio se puede poner en la mira pública lo que sea. Destruirlo o subirlo a los cielos, al final lo que importa no es ser buen o mal músico para destacar en medios. Una de las principales falencias que tenemos los músicos es que en la academia únicamente nos enseñan a tocar y la música como negocio tiene muchos componentes que son importantes para desarrollar una carrera. Cuando me puse a analizar cómo funciona el negocio de la música en Estados Unidos y su enorme diferencia con el resto de Latinoamérica, me percaté que era necesario aprender a manejar todos esos elementos que hacen parte de la carrera artistíca. 

“República de Cuervos” es un trabajo musical que puso el dedo en la llaga en muchos de los problemas que aquejan a nuestro país. ¿De dónde surgió la inspiración de crear este disco?

FS: República de Cuervos es el odio puro. Logró lo que yo no conseguí a través de la música en tres meses. Fue algo que obtuvo mucha repercusión y curiosamente pienso que fue debido a que el colombiano le gusta el odio. Yo soy un resentido profesional y me molestan las cosas que pasan en este país. Soy una persona que se maneja mucho con este sentimiento, así que un día un compañero de maestría me sugirió que utilizara la bronca como motor creativo. Nos pusimos en la tarea de encontrar algún antecedente académico y encontramos referentes como Nietzsche. Este disco comenzó como una catarsis en donde pude sacar toda mi ira. 

En una de sus columnas de opinión usted plantea que: “solo hay dos opciones. O nos matamos entre todos nosotros o comenzamos a cambiar nuestra forma de ser”. ¿Qué podemos hacer los rockeros para mejorar este panorama?

FS: Este fue un artículo titulado “Un país de hijueputas” y fue muy importante para mí porque rompió totalmente mi cotidianidad. Tuvo 300.000 vistas e incluso me escribieron de The Economist para preguntarme algunas cosas sobre petróleo de las cuales no tenía idea. Yo veo a esta patria de dos maneras. Colombia es como una mala novia que te hace sufrir mucho y que entre más daño hace, más se enamora uno de ella. También podríamos ver este país como un hijo drogadicto donde tienes dos opciones: O lo rescatas o lo dejas caer. Estamos muy polarizados, tenemos la peor educación del mundo y en las pruebas Pisa ocupamos los últimos lugares. Sólo 25 de cada millón de personas se hacen doctores. El alcalde de nuestra ciudad miente sobre sus estudios. La gente piensa individualmente y no en los demás y lamentablemente en el rock pasa lo mismo. El día en que dejemos de pensar en nosotros mismos y nos pensemos como sociedad, ese día cambiara este país.

¿Qué puede hacer la escena para ser más incluyente con las bandas y artistas emergentes?

FS: Tenemos que ser un poco más exigentes con la formación de las personas que están integrando la escena. Para mí es muy importante la educación. Siempre he sido una persona académica y me encantaría que la gente fuera más responsable y coherente. No podemos seguir diciendo que alguien es manager, cuando no estudiado el negocio de la música. El arte tiene ciertos lineamientos y ciertos parámetros al igual que el rock. 

Por: Hugo Alejandro Bernal
Fotografía: Khristian Forero 

Contenido originalmente publicado en la revista Rockaxis de junio de 2016. 

SZARRUK: UNA VISIÓN DIRECTA DEL ROCK NACIONAL


Szarruk: Una visión directa del rock nacional
Entrevista a uno de los protagonistas del Car Audio Rock Festival
Tomado de http://rockaxis.com.co/colombia/entrevistas/szarruk-una-vision-directa-del-rock-nacional

Martes 19 Enero, 2016
Szarruk: Una visión directa del rock nacional

Felipe Szarruk es un músico, comunicador social y gestor cultural quien ha trabajado desde hace 18 años en la consolidación de una propuesta musical concisa y honesta que exprese su particular visión del arte y la realidad nacional.

Con 11 producciones musicales en su haber y un performance cargado de rock sin mayores dilaciones, Szarruk nos concedió las siguientes declaraciones antes de su participación en el Festival Car Audio 2016:

¿Qué bandas recomienda dentro del cartel del Festival Car Audio en su presente edición?

Hola, un saludo. ¡Todas!, es un cartel de rock nacional y esto es algo que poco se ve en el país en los grandes eventos de música. Personalmente me gustan algunas canciones de Danicattack, de Skampida, de Medrano, Alto Grado, entre varias y yo creo que lo rescatable es que somos las bandas de rock local las que tenemos la oportunidad de compartir escenario y demostrar que es un buen espectáculo también.

¿Qué pueden esperan los espectadores de la presentación de Szarruk?

Yo toco rock, en un concepto muy básico del género, es decir, yo toco con guitarras distorsionadas, batería y bajo. Somos músicos y la pasamos bien, lo que pueden esperar es una presentación en donde las letras tienen mucha importancia, en donde la música va a sonar duro y donde comparto tarima con tres de los mejores músicos que hay en la ciudad y además llevo una invitada especial. Va a estar bueno si las condiciones técnicas están a favor.

Usted siempre ha tenido una posición muy crítica sobre los festivales gratuitos como Rock al Parque. ¿Cuál es el camino que debe seguir la escena rockera nacional para ser auto sostenible?

Yo pienso sinceramente que Rock al Parque debe terminar y el distrito debe pasar esos recursos a nuevos proyectos de desarrollo en la práctica artística del rock. Hay muchos proyectos buenos por ahí rondando. Rock al Parque es un círculo vicioso que ha alimentado a través del nepotismo a un grupo de amigos por muchos años y que está todo demostrado con pruebas e investigaciones serias. Cuando uno está mucho tiempo en un puesto de poder se corrompe y fue lo que sucedió en este festival, bandas tocando 8, 9, 10 veces, los mismos de siempre, vetos, amenazas de muerte y cosas muy feas pasaron ahí. Creo que debemos trabajar en políticas culturales que no permitan esta deshonestidad en el estado pero sobretodo que quiten esa sensación de “mendicidad” a los artistas al creer que El Estado es un “papá” que debe mantenerlos porque no hay otra forma de ganar dinero o escenarios acá. Por eso festivales como Car Audio son importantísimos, para desligar a la gente de esa “estado-dependencia”. Esos espacios no son ni honestos ni útiles para el desarrollo del rock.

Dentro del modelo de autogestión de bandas y músicos independientes ¿cuál es el aspecto principal que deben tener en cuenta para sacar a flote sus proyectos?

La autogestión en el rock se malinterpretó un poco en Colombia. La idea era que nosotros los músicos independientes nos uniéramos y realizáramos proyectos juntos para circular y dar exposición. Pero lo que sucedió acá es que se sacrificó el rock y se perdió como género, como espacio simbólico de expresión y los músicos en su afán de conseguir dinero se convirtieron en oficinistas y comenzaron a cambiar sus bandas por “empresas” en donde llevan contabilidad, la esencia de la música se esfumó en esto. Es un tema complicado, el aspecto principal el cual nunca se debe perder y hay que tatuárselo en el alma en mi opinión, es que lo único importante es la música y que la autogestión significa procurarse a través de la práctica de esta música un modo de vida, en realidad es sencillo.

Felipe, invite a todos los lectores de Rockaxis Colombia a la presentación que llevará a cabo el próximo sábado 23 de enero.

Voy a estar tocando el sábado 23 de segundo en la línea del cartel, me encantaría ver ese escenario lleno para que puedan escuchar los temas. Vamos a tocar algunas canciones para rockear muy rico y que se lleven a casa una imagen (espero) genial de la banda. Con todo el cariño y el rock and roll. Los espero.  

Entrevista por: Hugo Alejandro Bernal
Videos