Latest News

Artículos
Últimas Noticias

Últimas Noticias

Artículos

Videos

Opinión

Recent Posts

RADICALISMOS, ADOCTRINAMIENTOS Y CÓMO INFLUYEN EN NUESTRAS VIDAS.


Me molestan de sobremanera las doctrinas extremistas, considero cualquier lavado de cerebro como una muestra de ignorancia y de incapacidad mental para analizar y para sostener una verdad. Por eso desprecio movimientos llamados “radicales” y en Colombia todo es radical, la izquierda, la derecha, la corrupción, los veganos, los vegetarianos, el fútbol, etc. Pero hay dos movimientos que sencillamente no soporto y me rayan en el odio: El feminismo rabioso y los fanáticos religiosos, para mí, ellos están en la parte más baja de la pirámide de la argumentación y sus argumentos son tan débiles que solo pueden recurrir al insulto, a los gritos y a encerrarse en un micro mundo del cual nunca podrán escapar. Personas así sobran.

En el ambiente académico me ha tocado lidiar con extremistas radicales adoctrinados de todas estas corrientes, sobre todo los artistas mendigos del estado, adoctrinados en que ellos tienen la razón y en su creencia de que todo lo que hacen es correcto y lo que sucede es que el resto del planeta no los entiende. Eso ha causado la casi total destrucción del arte nacional que se encuentra en un estado deplorable y paupérrimo, patético por estar en manos de estas personas. 

Y tengo un problema ideológico con las feministas rabiosas que han desdibujado por completo un movimiento hermoso que busca recuperar la igualdad en el género y reivindicar el papel de la mujer en la historia, una mujer que ha sido mancillada, humillada, violada y destruida por cientos y cientos de años.

Lo que sucede es que para seguir una corriente de pensamiento sofisticada hay que estudiar, usted no le puede pedir a un mendigo que le explique las teorías de cuerdas de la física cuántica sencillamente porque no tiene el conocimiento para hacerlo dentro de su cabeza, no porque sea incapaz de entenderlo, lo mismo pasa con estas mujeres y hombres que se han declarado feministas porque sí, tal vez llevadas por el impulso de un comercial o una moda y hacen parte del movimiento aquel que clama “muerte al patriarcado”, “La muerte a los penes” y otras palabras aún más insultantes que la que tanto odian: “feminazi”.

Lo que en Colombia erróneamente conocen como “Ideología de género” está tan distorsionado que lo han usado incluso con fines políticos, estos movimientos son como la energía atómica, en las manos equivocadas solo pueden causar destrucción y eso es lo que ha sucedido acá.

Yo lo comparo mucho con el movimiento del rock nacional independiente, la escena está tan llena de ignorantes, desagradecidos, vagos, personas sin sentido crítico o musical que lo único que lograron con esa actitud es que todos los medios independientes que los apoyaban cerraran ofendidos con ellos y que ahora solo queden las mismas mafias monopólicas de las cuales no pueden ser parte y por lo tanto no tengan más opción que lanzarse a hacer tributos para poder pagar una carrera de taxi y un almuerzo. El rock nacional lo han matado los mismos músicos y es muy triste ver que el feminismo lo están matando las mismas mujeres y los mismos hombres que creen estar defendiéndolo y luchando por él.

No estoy solo en este pensamiento, un grupo de mujeres en Europa se ha unido para luchar en contra de esta distorsión impulsada en su mayoría por las actrices de Hollywood y los movimientos LGBT del mundo que ven al hombre como una amenaza para la supervivencia. 

A que se resume todo esto, a que instituciones que son opciones para algunos como el matrimonio fracasan, familias, amigos, estados, todo esto fracasa, a la mujer hay que respetarla y darle las mismas oportunidades, eso no tiene discusión, abusar de una mujer es absolutamente reprochable y muchos de los que crecimos en sociedades machistas veíamos como “normal” algunas actitudes que nos colocaban muy debajo de la cadena evolutiva, poco a poco hemos venido aprendiendo y cambiando, pero aun vemos abusos que no deben ser tolerados en contra de las mujeres los cuales deben ser eliminados y cambiados inmediatamente.

Pero de ahí a decir que una esposa o un esposo pueden andar acostándose con todo el mundo y que eso está bien no es algo que se deba pensar a la ligera, de ahí a decir que cuando una mujer le pega a un hombre es normal, pero al contrario es un crimen, es ignorante, es estúpido. Pensar que si una mujer gana más que un hombre es progreso, pero si un hombre gana más es machismo, es estúpido, en resumen, colocar a la mujer como una victima absoluta, débil, sin capacidad intelectual y otras armas psicológicas moldeadas para poder manipular a la sociedad declarando que la mujer debe ser protegida hasta para montarse a un bus, es sencillamente estúpido y no estoy de acuerdo. Yo soy padre de dos hijas y mis hijas no necesitan que les cedan la silla, no necesitan la lastima de nadie y si alguien las golpea ellas tienen toda la capacidad de partirles la cara de regreso.
Como dije un día en la universidad, después de la reja ya nadie discute de manera civilizada, en la calle las mujeres están a manos de depredadores sexuales y personas abusadoras, pero nosotros los hombres también.

Durante mi vida yo he sido victima del abuso de las mujeres y cada vez que lo cuento se ríen porque es chistoso para la sociedad cuando un tipo de 1.80 de 100 kilos se queja de esto, al parecer la consigna en esta sociedad es que el delito siempre lo comete el hombre, jamás ella. 

Pero no es así, a mí me duele que me sean infiel cuando se ha entregado todo y después traten de lavarse las manos, me duele que uno esté detrás de ellas tratando de ayudarlas, de hacer equipos y que las mujeres usen su actual situación para evadir toda responsabilidad, toda violencia que ellas comenten. Y ya se lo que van a pensar las y los radicales y rabiosas al leer este artículo, porque a diferencia de muchas de ellas es un tema que conozco porque lo hemos estudiado, muchas de mis maestras están graduadas en género de países en donde este movimiento a tomado forma, pero recuerden lo que les dije al principio, desprecio a este tipo de radicales y me parecen ignorantes.

Por lo tanto, si la gente no estudia y tanto hombres y mujeres no tomamos en serio este tema, pronto verán como es al revés que el mundo va a caer, pronto veremos la desaparición de las relaciones, la desaparición de los lazos familiares, la aceptación como algo normal de lo que todos quieran por más absurdo que esto parezca y seguiremos teniendo cada vez más y más discusiones sin sentido e inservibles como la del lenguaje. Sencillamente terminaremos como lo predijo la película América 3000 los años ochenta y cuando eso suceda, vendrá la guerra que todos temen tanto, la guerra de los sexos y eso no es un futuro muy amable. Entonces, usemos el cerebro que se nos otorgó para diferenciarnos de los gorilas y ayudemos a forjar una sociedad igualitaria y de respeto para todo el mundo, porque el feminismo no consiste en destruir a los hombres y en solamente exigir, sino en la búsqueda de una sociedad igual para todos, en donde todos aporten, todos reciban, con respeto y amor. 

JUEGUE SU PROPIO MUNDIAL DE ROCK Y METAL COLOMBIANO

Escoja el que quiera jugar y vaya escuchando canciones de cada banda y escojiendo su ganador, al finalizar envíe si quiere su mundial lleno para ser publicado. Estaremos actualizando este post con nuevos mundiales con muchas más bandas. El apoyo al rock consiste en escuchar y compartir. Un saludo.

Mundial del Metal Colombiano


 Mundial del Rock Colombiano


@subterranica

DOS ESCENARIOS EN LOS QUE EL DERECHO DE AUTOR FALLA

Resultado de imagen para robar ideas
Imagen: Politica D mente
De por sí, el campo de los derechos de autor es un área muy frágil, vulnerada y poco trabajada en el ámbito del derecho, los humanos somos ladrones por naturaleza, cuando vemos que podemos tomar algo para el beneficio propio que nos produzca alguna ganancia, lo hacemos. Mucho más en países como Colombia en donde la cultura general enseña que “el vivo vive del bobo y el bobo de la mamá” y que la acción de crear es un acto para vagos y personas que no tienen mucha utilidad en la sociedad.

Pero la realidad es otra, la actividad de la explotación comercial de obras artísticas mueve millones de dólares en varios rubros de las industrias creativas y es un peldaño importante en la cadena económica de los países que tienen el espectáculo y el entretenimiento como parte de su actividad comercial, Colombia es uno de ellos.

El ultimo intento del país por lograr una legislación o un proyecto sobre el tema fue el de acuñar el termino "Economía Naranja” para ver como se logra sacar lucro de las actividades de los artistas en contraste con la propia incapacidad de los mismos de vivir de su practica. La economía naranja es sencillamente otro invento, otro proyecto para que el arte sea considerado como algo útil y valioso, pero está mal enfocado.

La entidad encargada de regular los derechos de autor y protegerlos en Colombia se llama la DNDA (Dirección Nacional de Derechos de Autor), es ahí y solo ahí en donde se pueden registrar las obras creadas, como piezas musicales, libros, fonogramas, software y piezas plásticas. En el área de la música por ejemplo, los músicos creen que entidades monopólicas y corruptas como Sayco son las encargadas de esta protección, pero se ha explicado una y mil veces que Sayco es una empresa privada que busca un lucro personal a costa de estas creaciones y es por la ignorancia de los artistas que estas serpientes continúan con vida alimentando a los corruptos que han visto en el arte otra forma de explotación. El mismo director de la DNDA junto a su abogados nos dijo un día en su oficina que Sayco era “un mal necesario” ¿necesario para quien? obviamente para los que llevan un almuerzo a su casa al robarse cientos de millones, recolectado dinero en nombre de los autores mientras estos mueren de hambre y enfermedades sin tener ni para el sepelio. 

Sayco: mafias e irregularidades - Revista Semana http://www.semana.com/opinion/articulo/sayco-mafias-irregularidades-por-jose-e-mosquera/378000-3

El sonado escándalo de Sayco https://www.elespectador.com/noticias/cultura/el-sonado-escandalo-de-sayco-articulo-311447

Denuncias de corrupción en Sayco https://www.elespectador.com/noticias/cultura/denuncias-de-corrupcion-sayco-articulo-366390

Con plantón, compositores exigen respuestas a denuncias contra Sayco http://www.eltiempo.com/justicia/cortes/compositores-denuncian-irregularidades-en-sayco-60071 

el sencillo hecho de que a pesar de todas las denuncias, escándalos, robos, sanciones y poca transparencia Sayco continúe existiendo les da una idea del país en el que vivimos y el porqué de este artículo. 

Y no solo es Sayco quien roba, pasando desde las alcaldías locales hasta los bomberos y la policía realizar un evento en Colombia se convirtió en un suplicio de mordidas y pagos a diestra y siniestra. 

Pero todo esto se acepta como parte de esa cultura mafiosa heredada de los años noventa en donde era “plata o plomo” y esa es una realidad que los colombianos quieren tapar con los dedos en lugar de rememorar una y otra vez para no repetirla.

De todas maneras, en Colombia si es posible proteger las obras creadas a través del registro. El derecho de autor dice que una obra nace ya protegida, pero la manera legal de demostrarlo es registrarlas debidamente, para tener un arma jurídica en caso de plagio o robo, esto se puede hacer fácilmente en el portal de la DNDA, en linea y de manera Gratuita. http://derechodeautor.gov.co/registro-de-obras1

Pero que es el plagio?

Plagio es robar, punto. Sin embargo si queremos darle un contexto lo podemos encontrar en el escrito de Delia Lipszyc que se extrae del Seminario Regional de la OMPI sobre Derecho de Autor y Derechos Conexos para Jueces de Centroamérica y Panamá.

Delia Lipszyc señala que el plagio es el apoderamiento ideal de todos o de algunos elementos originales contenidos en la obra de otro autor presentándolos como propios. 

El acto del plagio constituye una violación al derecho moral de paternidad del autor de la obra plagiada, pues el que realiza el plagio (plagiario) sustituye la verdadera autoría por la suya; también vulnera la integridad de la obra y atenta contra el derecho moral de integridad, pues el plagiario usualmente intenta ocultar o disfrazar el plagio realizando modificaciones a la obra plagiada.

Desde el punto de vista del derecho patrimonial, el plagio viola el derecho de transformación del autor o titular de la obra plagiada, pues esa modificación de la obra se realiza sin su autorización.

Tradicionalmente la doctrina menciona dos clases de plagio: el plagio burdo o servil, que ocurre cuando la apropiación de la obra ajena es total o casi total; y el plagio inteligente (o “sofisticado”), en el cual el plagiario pretende disimular el plagio, o se apodera de elementos sustanciales de la obra plagiada.

(39) LIPSZYC, Delia. Violaciones a los derechos de autor y los derechos conexos-Sanciones civiles y penales.
Seminario Regional de la OMPI sobre Derecho de Autor y Derechos Conexos para Jueces de Centroamérica y Panamá.
San José, Costa rica. 1994.p.14.

Pero hay dos momentos en que el derecho de autor falla de manera contundente y deja a los creadores vulnerables para que sus proyectos sean robados y al parecer no se ha podido hacer nada para entender la gravedad de este asunto, da para pensar que está planeado así para poder robar proyectos e ideas que pueden ser explotadas únicamente por la gente que tiene el dinero y el poder para realizarlas, ya que ejecutarlas exigen primero mostrarlas a varias personas y organizaciones que vienen siendo importantes para llevarlas a la realidad. Y es precisamente en este punto en donde el derecho de autor fracasa.

Una idea no es considerada una creación, por lo tanto una idea no se puede registrar, lo que se registra es la obra ya creada en sí. Eso está bien para ciertos momentos, yo no puedo y no sería lógico pedir que se registre que alguien tuvo una idea de hacer una canción o una pieza plástica sobre el amor, por poner un ejemplo. 

La legislación dice lo siguiente:

Protección a la Forma y no a las Ideas

Es un criterio generalizado que el derecho de autor sólo protege las creaciones formales y no las ideas contenidas en la obra, pues las ideas no son obras y su uso es libre. No se puede adquirir sobre ellas protección o propiedad alguna, aun cuando sean novedosas.

Mediante el derecho de autor queda protegida exclusivamente la forma mediante la cual las ideas del autor son descritas, explicadas, ilustradas o incorporadas a las obras.

http://www.derechodeautor.gov.co/documents/10181/331998/Cartilla+derecho+de+autor+(Alfredo+Vega).pdf/e99b0ea4-5c06-4529-ae7a-152616083d40 

más claro lo encontramos en otro texto de una página jurídica en donde se expande la. Explicación:

La protección que concede el derecho de autor se otorga a partir del momento en que el autor crea su obra, es decir, no se protegen las ideas fuente de creación. En efecto, en Colombia se protege exclusivamente la forma como las ideas son descritas, explicadas e ilustradas por el autor.

En efecto, indicó la Dirección Nacional de Derecho de Autor, el artículo 6, inciso dos, de la Ley 23 de 1982 establece que las ideas o contenido conceptual de las obras literarias, artísticas o científicas no son objeto de apropiación y se protege la forma literaria, plástica o sonora como las ideas del autor son descritas, explicadas, ilustradas o incorporadas en las obras literarias, científicas o artísticas.

Así mismo, la Decisión Andina 351 de 1993 dispone que queda protegida exclusivamente la forma mediante la cual las ideas del autor son descritas, explicadas, ilustradas o incorporadas a las obras. No son objeto de protección las ideas contenidas en las obras literarias y artísticas o el contenido ideológico o técnico de las obras científicas.  

Si el autor o titular de derechos considera que se está presentando una eventual vulneración, puede emprender la defensa de sus intereses frente a terceros a través de acciones civiles o penales o bien acudiendo a la conciliación respecto a la vulneración de derechos patrimoniales o la indemnización de perjuicios por la vulneración de derechos morales y patrimoniales.

https://www.ambitojuridico.com/noticias/mercantil/mercantil-propiedad-intelectual-y-arbitraje/derecho-de-autor-no-protege-ideas 

Debido entonces a esta lógica es cuando podemos hablar de los dos momentos en que el creador queda vulnerable al plagio y son las siguientes:

1. Cuando la creación es una app o una página Web que requiera ser mostrada con anterioridad a su desarrollo a personas de empresas de desarrollos de tecnología, diseñadores y otros que deban ser parte del equipo que lleve a la realidad esta idea.

2. Cuando sea por ejemplo, el esquema de un programa de concurso para televisión u otra creación parecida que, implique mostrar y describir la idea a gerentes creativos para aprobación.

En estos dos casos son incontables las veces en que se han robado los proyectos y nadie puede hacer nada para impedirlo, su creador se ampara únicamente con acuerdos de confidencialidad que en realidad nadie respeta y al ser Colombia un país tolerante y permisivo con los corruptos y el robo, jamás el creador tendrá una oportunidad real de ser reconocido como autor y mucho menos de recibir ganancias económicas por el plagio.

La idea de un software o una app es ya un desarrollo en sí, esto se diferencia mucho a un acto de inspiración, hay que crearla con anterioridad en la mente para poder explicarla, así como la idea de un programa concurso, el derecho de autor falla cuando se rehúsa a proteger una idea que ya está estructurada antes de su desarrollo y que esta requiere de compartir su contenido y de compartir la idea en sí para llevarla a la realidad, aun si el creador ya tiene definido en documento sus pasos, su estructura, incluso su diseño, esto no puede ser registrado, es así como el que tenga más dinero gana, nadie puede garantizarle al creador que si a quien presentó su idea para desarrollo quiera robarla no lo haga.

El tema es diferente cuando se puede realizar una creación en solitario o con un equipo confiable, ahí no hay problema, los libretos por ejemplo, si están protegidos y sin embargo basta con cambiar el nombre o re decorar algunas características para que no pase al terreno del plagio en Colombia esto ha sido una practica común durante décadas.

Y este tipo de robo es incluso defendido, aunque no lo crean por el mismo gobierno del país, ya que ellos saben de este hueco jurídico. En la página del Ministerio Tic de Colombia ustedes pueden encontrar la siguiente advertencia:

Si usted es un emprendedor y en las noches antes de dormir teme al robo de su idea de negocio debe tener claro lo siguiente: Lo que se valora es quién y cómo logra hacerla realidad.




Pero para cerrar con broche de oro lo absurdo y la desfachatez colombiana le hacen un atisbo de aliento:

“Podrán robar su idea, pero nunca su talento”, dicen varios maestros del emprendimiento.
https://apps.co/comunicaciones/tic-legal/acciones-para-proteger-la-idea-de-negocio/




Esta colombianada es una falacia lógica que se usa para darle al ladrón permiso de robar, es la misma falacia lógica que se usa cuando un colombiano se queja de la paupérrima situación del país y alguien le contesta “Si no le gusta entonces váyase”. Es la cultura de la deshonestidad.

Por lo tanto, la DNDA (Y las organizaciones de protección al derecho de autor en otros países) Tienen la obligación de salir de su pensamiento medieval porque el desarrollo de nuevas tecnologías ha obligado al cambio y se debe permitir el registro de la IDEA en estas dos situaciones. Para este registro, debería ser necesario un documento detallado en donde se describa cada una de las partes y etapas del proyecto, sea el de una aplicación móvil, el del funcionamiento de una página web o el desarrollo de un programa concurso, deporte o juego, que merezca producción anterior a su desarrollo, para así poder ser mostrada al clúster de programadores, creativos, diseñadores o inversores sin el riesgo de ser robada. 

El arte y el espectáculo en Colombia son un negocio un poco sucio, tanto en lo público como en lo privado, pero si no decimos las cosas como son, jamás tendremos la esperanza de que estas cambien. En Colombia no funciona la Tutela, el derecho de petición o alguna de las formas de defensa ciudadanas que el mismo estado inventó para darle contentillo a los que habitamos esta tierra. ¿Quien va a condenarse a si mismo? recuerden que estas son herramientas que el estado creo para en teoría condenar al mismo estado, sería algo tonto pensar que estás tendrán algún éxito. 

Por lo tanto hay que crear una ley que proteja esta clase de ideas, así como una ley que proteja la música, el teatro, las artes plásticas y todas estas profesiones que están siendo mancilladas por la avaricia y la negligencia de quienes gobiernan un país que defiende a los ladrones.

LOS LÍMITES DE LA CARICATURA PERIODÍSTICA Y SU REPERCUSIÓN EN LA SOCIEDAD ACTUAL

Resultado de imagen para charlie hebdo

Colombia parece no querer aprender de nadie, el país se mantiene en esa posición de pensar que somos lo mejor de lo mejor que ha dado el planeta y que, aunque vivimos en condiciones paupérrimas nos basta con ser el país más feliz del mundo. Ya muchos olvidaron el fatídico y mortal episodio en que activistas armados entraron a masacrar a todos los que estuvieran presenten en el edificio donde funcionaba el periódico Charlie Hebdo en París, hechos que fueron desencadenados por la publicación sistemática de burlas en forma de caricatura a Mahoma, máximo profeta de la religión musulmana. Muchos condenaron el brutal acto, pero nadie se detuvo a pensar en que fue lo que sucedió.

Hace unos días en Colombia el caricaturista Matador publicó un dibujo en donde presenta al candidato Iván Duque como Porky el personaje de Warner Bros. Cómo no tenemos memoria se nos olvida el escándalo que se armó cuando Daniel Samper fue vapuleado por Uribe en las redes, Samper salió corriendo a armar el escándalo hasta que logró que la ley obligara a Uribe a retractarse. No me malinterpreten, no simpatizo con Duque, ni Uribe, ni Petro y en realidad la política colombiana me causa tal desconfianza que creo que muy poco es rescatable, este artículo trata de la dignidad de cualquier persona.
La retractación es el recurso habitual de nosotros los periodistas para lavarnos las manos después de insultar o a agredir a alguien si este se siente ofendido e inicia alguna acción legal. La revista Semana explicó el alcance de este recurso en un artículo en su edición impresa y digital:

Desde la Constitución Política se exige a los medios de comunicación que la información que den, sea veraz e imparcial y teniendo en cuenta una responsabilidad social, como lo señala el artículo 20. En este mismo artículo se garantiza la libertad de expresión, pero entendido en los anteriores términos. Ahora bien, en la misma norma se establecen correctivos en caso de que lo informado no sea cierto, por ejemplo, a través del derecho a la rectificación. De igual manera se puede acudir a la acción de tutela para enmendar informaciones falaces.

¿Pero qué sucede cuando de lo dicho a través de un medio de comunicación se afecta la honra y el buen nombre? En ese caso el derecho penal entra a actuar. Hay algunas voces muy reconocidas y respetadas que se niegan a que a través del ejercicio punitivo del Estado se castigue la ofensa o el agravio, sin embargo, es menester señalar que el derecho penal tiene como finalidad sancionar las conductas que atenten contra derechos fundamentales, por eso, cuando se lesiona la vida se consagra el homicidio o el aborto; si es la libertad se crea el delito de secuestro y así sucesivamente. En el caso de improperios estos pueden afectar un derecho como es la honra, el honor y el buen nombre y ahí se establecen los delitos de injuria (esto es, realizar imputaciones deshonrosas), y de calumnia (endilgarle a una persona la comisión de un delito).

El código penal establece una pena más alta en aquellos casos en los cuales estas conductas se realicen por medios masivos de comunicación y establece posibilidades de terminar los procesos penales sin ir a un juicio, por ejemplo, cuando las injurias o las calumnias sean reciprocas. Para ponerlo en términos sencillos en las peleas verbales, no hay lugar a iniciar ninguna acción judicial.

Asimismo, la retractación, es otra forma de terminar con la responsabilidad penal, pero esta debe darse bajo las mismas condiciones y circunstancias en que se dio el agravio, no es sino recordar cuando la actriz Marcela Mar lanzó unos comentarios injuriosos en contra de la también actriz Sara Corrales en un programa de televisión de farándula, el problema se resolvió cuando la misma actriz en una emisora radial de amplia difusión se retractó de lo expresado.


El candidato en cuestión interpuso una tutela y no importa si fallan a favor o en contra, el daño ya está hecho, todos los días en las redes a este candidato lo llaman Porky, marrano, cochino, etc. Trascendió la caricatura y Matador estigmatizo al candidato. Ha pasado con muchas personas y a estos medios les basta únicamente con retractarse y ya. Lo mismo con candidatos que ofendan a otros o con personas que ofendan a otras.

Resultado de imagen para matador porky

La corte constitucional de Colombia emitió un decreto en contra de los portales de noticias falsas como Actualidad Panamericana, que son medios que se aprovechan de la ignorancia del pueblo para generar dinero. La forma es fácil, inventan noticias falsas muchas veces calumniando y desprestigiando a algún personaje lo cual les genera tráfico que se traduce en dinero por los anuncios de Google en la plataforma Adsense o en las visitas y videos de YouTube o algún otro recurso parecido, el descaro de este portal en Colombia ha llegado a tal punto que han editado un libro y el distrito los contrata para redactar guiones, ese es el nivel actual de la intelectualidad del país, la gente comparte más noticias falsas que verdaderas sin preocuparse siquiera por consultar otras fuertes o por saber si lo que se comparte es verídico o no.

Pero todo tiene un límite y aunque al parecer no vivimos junto a extremistas que entrarían a masacrar a tiros a la redacción de El Tiempo por la caricatura de Matador, si debemos tener cuidado los periodistas en saber hasta dónde se puede llegar para no destruir la dignidad de una persona, sea esta quien sea, el periodismo debe ser responsable. Porque al parecer cuando el periodista es el indignado el escándalo si es grande.

La caricatura es un género periodístico eficaz que se utiliza para hacer declaraciones, para criticar o para hacer denuncias, es contundente la mayoría de los casos y es poderoso. Precisamente por eso hay que tener cuidado de identificar cuando se rompe esa fina y delgada línea entre la libertad de expresión y los derechos de una persona. Una crítica tiene límites y no podemos caer en lo más bajo de la pirámide de la argumentación, usando falacias lógicas como la Ad Hominen para desprestigiar a una persona y destruir su nombre o peor aún, caer en lo más bajo que es el insulto disfrazándolo de una obra de arte sublime llamada caricatura. Eso es mentiras, eso es ilegal y eso debe parar ya.

Resultado de imagen para piramide de la argumentacion

En un debate de la Red Ética del Periodismo se plantearon las siguientes cinco preguntas que para este escrito son muy interesantes y se invita a pensar en sus respuestas:

1. ¿Hasta qué punto se pueden tratar temas periodísticos de modo humorístico sin caer en la frivolidad?
2. ¿Es ético que un caricaturista se burle de los infortunios de un personaje público?
3. ¿Debe un caricaturista respetar también el compromiso periodístico con la verdad?
4. ¿Hasta qué punto son éticos los montajes humorísticos reproducidos por medios de comunicación?
5. ¿Se puede hablar de una ética del caricaturista?


Desde luego todos tendrán su posición, pero esto no es suficiente, debemos llegar a un acuerdo para establecer los límites permitidos para hablar responsablemente de una situación o personaje en específico, a la gente le encanta pisotear a los demás, pero no ser pisoteados, lo que sucede es que nosotros los periodistas estamos “protegidos” por algunas leyes internacionales las cuales hacemos valer generalmente a través de los medios en donde trabajamos o de los medios amigos.

¿Qué es una caricatura?

Una caricatura es un retrato que exagera o distorsiona la apariencia física de una persona o varias, en ocasiones un estrato de la sociedad reconocible, para crear un parecido fácilmente identificable, generalmente, humorístico. También puede tratarse de alegorías. Su técnica usual se basa en recoger los rasgos más marcados de una persona y exagerarlos o simplificarlos para causar comicidad o para representar un defecto moral a través de la deformación de los rasgos.
Las caricaturas hacen parte del género periodístico de la opinión. Como tal, están sujetas a los principios éticos básicos como la Verdad, Independencia, Equidad, Imparcialidad, Humanidad, y Responsabilidad.


De acuerdo con un texto de la Fundación para el nuevo periodismo iberoamericano, la Humanidad se refiere a que “los periodistas no deben dañar a nadie. Lo que publiquemos puede ser hiriente, pero debemos ser conscientes del impacto de nuestras palabras e imágenes en las vidas de los demás”. Utilizando la responsabilidad periodística, cumplimos y establecemos los protocolos, para divulgar información confrontable y verificable.


En el caso colombiano, si una publicación desemboca en la injuria y la calumnia, el autor podría responder en lo penal, por una conducta tipificada como ilegal. En la sentencia C-189 de 1994 la Corte Constitucional de Colombia es bastante explícita en los límites de las libertades en cuestión:

“La libertad de fundar medios de comunicación masiva que consagra el artículo 20 de la Carta, se encuentra íntimamente relacionada con la libertad de expresión, de opinión y de información, puesto que tales medios se constituyen en instrumentos eficaces para difundir las ideas, el pensamiento y la información.

Evidente que en un Estado de Derecho y más aún, en un Estado Social de Derecho, no puede haber derechos absolutos; el absolutismo, así se predique de un derecho, es la negación de la jurídica, y, si se trata de un derecho subjetivo, tratarlo como absoluto es convertirlo en un antiderecho, pues ese sólo concepto implica la posibilidad antijurídica del atropello de los derechos de los otros y a los de la misma sociedad” (sent. T-512/92 Mag. Dr. José Gregorio Hernández Galindo), y por el contrario está sometido a ciertas limitaciones como se verá en seguida”.

El anterior es un aparte de la sentencia, en la cual la Corte resolvió una demanda en contra de un particular, quien aseguraba que el Estado no debería establecer ninguna regulación en la creación  y operación de medios de comunicación, porque sería contrario a la Constitución Política.


Es diferente hablar de las acciones de una persona, criticar su mal proceder o abrir los ojos de los demás en caso de que algo que está mal se presente, pero eso no tiene nada que ver con degradar destruir y desprestigiar procesos o personajes por el hecho de no estar de acuerdo con sus acciones o no pensar como ellos y para esto tomare como ejemplo mi propio caso para que se den cuenta en lo que puede desencadenar el uso de esta “libertad” de destruir a los demás.

Hace un año coloqué una acción de tutela al Festival Rock al Parque por su desfachatez al incluir géneros como la Cumbia, la Carranga y otros presentándolos como rock, eso es sencillamente una estafa. El Portal Actualidad Panamericana me desdibujó presentándome como “Un payaso que organiza unos payasoscares”. Yo no soy un personaje público y en el imaginario colectivo no hay forma una preconcepción de mi persona por lo tanto se quedan con la noticia falsa. Llegó a tal que algunos de mis detractores la usaron con eficacia para degradarme y eso afecto mi trabajo. Lo más interesante es que Actualidad Panamericana contrata con el distrito lo cual hace pensar que hay un conflicto de intereses y están defendiendo a “sus patrones” en un ataque directo y premeditado que tiene como objetivo destruir la reputación de quien se atreva a denunciar las irregularidades de quienes les giran los cheques.

Yo por supuesto demandé penalmente a Actualidad Panamericana por Injuria y Calumnia, como periodista sé muy bien hasta donde pueden llegar los límites y los derechos de los demás, esto se aprende en las facultades de comunicación, lugar que no tienen necesidad de pisar los “periodistas” colombianos porque basados en la libertad de expresión el estado anulo cualquier requisito para ejercer la profesión y ser periodista significa creérselo y comenzar a hablar a diestra y siniestra sin importar nada más.

 Resultado de imagen para szarruk payaso

¿Sería la regularización del periodismo responsable un acto de totalitarismo?

Una periodista del diario El País defiende como un derecho la libertad de burlarse de todo ¿Hasta donde llega ese derecho?

Charlie Hebdo fue tal vez el único medio de comunicación europeo que, a pesar de las amenazas y de un atentado hace siete años, insistió en defender el derecho a continuar burlándose de todas las religiones, no solo de Mahoma sino del Papa, de los rabinos, de los predicadores. Son unos anarquistas, irreverentes e iconoclastas que consideran que no hay nada sagrado, ni nadie es intocable y cualquier individuo por más poder que ostente es sujeto de burla y de sátira.


¿Es burlarse y destruir al otro un derecho solo por ser periodista? Es un debate que hay que pensar, porque entonces el periodista no debería tener tampoco el derecho a defenderse al ser atacado después de hacer la burla, parece que los derechos solo funcionan para un solo lado y que en Colombia como en todo el planeta muchos de los periodistas son morrongos y cobardes, tiran la piedra y no quieren que el otro la recoja y se las devuelva.

Lo cierto es que el debate queda abierto y aún hay mucha tela que cortar.


Felipe Szarruk. Comunicador social de la UNAD con énfasis en Comunicación Comunitaria y formación paralela en artes (Cine, música, arte dramático), Magister en Estudios Artísticos de la Facultad ASAB de la U.Distrital Fco José de Caldas. Es fundador del colectivo de medios alternativos Subterránica y compositor en Repxblica de Cxervos. www.szarruk.com www.subterranica.com

EL DAÑO QUE CAUSA EL MAL PERIODISMO CULTURAL AL ROCK EN COLOMBIA



El periodismo es uno de los oficios más bellos del mundo, pero también uno de los que exigen más responsabilidad y sobre todo preparación, ya que se desenvuelve en áreas diferentes del conocimiento. Para el periodista no es suficiente con haber estudiado la carrera de comunicación social, así como para otro profesional no es suficiente el conocimiento es una especialidad para hacer periodismo.

Esto no es una pelea, ni una diatriba y mucho menos una rencilla personal. Esto es un artículo de análisis en donde se plantea la posibilidad que agentes activos en la industria musical de Colombia estén siendo nocivos para una práctica artística del género rock colombiano. No es mi intención destruir sino construir en pro del rock, ojo, en pro del rock no de un medio de comunicación.

Hace un tiempo, basado en la constitución el estado colombiano declaró que cualquier persona puede fundar medios de comunicación y dedicarse a la profesión eliminando la tarjeta profesional y dejando en libertad a cualquier ciudadano de difundir su pensamiento. Y eso está muy bien, la libertad de expresión es el bastión de donde se sostienen las sociedades libres, lo que sucede es que el público debe tener cierto de nivel de cultura general para poder filtrar las noticias del ruido y en Colombia hay mucho ruido. Es por eso por lo que portales que solo usan a las personas para ganar dinero con noticias falsas como Actualidad Panamericana son exitosos, porque el nivel cultural de la sociedad es muy bajo y se queda en la lectura del titular, lo que no saben es que con el tráfico están generando ingresos para esos sitios. Google y Facebook ya están tomando cartas en el asunto y están bloqueando este tipo de sitios de sus servicios de publicidad paga.
De hecho, la corte constitucional colombiana sentenció la ilegalidad de estas prácticas, pero como siempre, en este país la ley es un chiste mal contado que nadie conoce:

“En conclusión, la libertad de expresión comprensiva de la garantía de manifestar o recibir pensamientos, opiniones, y de informar y ser informado veraz e imparcialmente, es un derecho fundamental y un pilar de la sociedad democrática que goza de una amplía protección jurídica”, precisa la decisión.
Sin embargo, añade el fallo, este tipo de publicaciones supone “responsabilidades y obligaciones para su titular, ya que no es un derecho irrestricto o ilimitado, y en ningún caso puede ser entendido como herramienta para vulnerar los derechos de otros miembros de la comunidad, especialmente cuando se trata de los derechos al buen nombre, a la honra y a la intimidad”.
Corte Constitucional de Colombia, sentencia contra las noticias falsas.

Lo que sucede hoy en día con algunos medios en Colombia es aún más grave porque estamos ante un caso de adoctrinamiento sistemático de un público específico lo cual debe ser corregido. Una revista, por ejemplo, es libre de tomar posiciones, no es lo óptimo obviamente, pero es válido, tomar posiciones la convierte en un panfleto. Hoy por hoy estas revistas que claman tratar temas sobre la escena rock, son en realidad un panfleto ideológico que publicita una doctrina que ellos mismos han creado y que han esparcido a través de sus amigos que en este caso son personas influyentes en la escena local para convertir la música en lo que ellos dictan. La doctrina quiere enseñar que la cumbia, el vallenato, las fusiones son “nuevas músicas colombianas” y que el rock clásico está muerto, destruido, pasado de moda y que no vale la pena seguir creándolo o practicándolo. Y no han dejado esta doctrina únicamente en su redacción, sino que la han esparcido a cada uno de los eventos a donde son invitados como agentes o jurados, todo esto impulsado por la incapacidad de nuestros artistas de competir internacionalmente lo que conlleva a la necesidad de sublimar lo nuestro para creer que es mejor que lo que no pudimos hacer.

La definición de adoctrinamiento según la guía de educación es la siguiente:

Imponer un pensamiento o idea como verdad indiscutible es adoctrinar, es tratar al ser humano como un esclavo y quitarle lo más hermoso que posee, su posibilidad de elegir en qué creer, qué sentir; y armar su destino con libertad, con los únicos límites que imponen el respecto por las normas justas y por los valores escogidos racionalmente por su conciencia, a la que conviene educar para que elija el bien, pero este bien tal vez no sea el mismo para todos, y a eso debe apuntarse, a descubrir lo que cada persona quiere para su vida dentro de las inmensas posibilidades que le ofrece la vida individual y social dignas. https://educacion.laguia2000.com/tipos-de-educacion/educar-o-adoctrinar

Y esto es peligroso, adoctrinar va contra la misma humanidad, es quitarles a las personas su libertad y robar su poder de decidir. Los medios de comunicación no en vano son llamados el cuarto poder, quien tenga el poder de la información tiene al pueblo controlado. ¿Qué mejor ejemplo que Colombia para esto?

El caso de algunos medios que claman apoyar el rock, pero lo distorsionan ha sido nefasto para la industria cultural, ya que son sus periodistas y cuerpo editorial quienes han estado influyendo y moldeando en la desconfiguración del rock en el país. ¿Pero por qué vamos a aseverar una cosa así?

Por el comercio, por el negocio, para mantenerse. Durante unos años las revistas trataron de mantener su ideología de apoyo, pero comercialmente no era muy rentable, trataron de mantener el estatus de “publicaciones serias” sobre la escena. Las nuevas editoriales comenzaron a formar amistades y a forjar en su pensamiento un modelo musical diferente influenciado por otros periodistas, gente que es talentosa, sí, pero que no les gusta el rock.
Hablar de estos temas en Colombia es delicado porque no tenemos la suficiente madurez intelectual para no tomarlos personales, yo mismo he sido víctima del veto de estos medios cuando los he criticado, pero criticar no es odiar, al contrario, es peligrosa una patria en donde a todos hay que adular para poder acceder a ser parte de ella, ese es el nivel actual del país.

Sucede que sin ningún anuncio los medios que antes hablaban de rock comenzaron a publicar artículos destruyendo el género y glorificando otros como el vallenato, la cumbia, la carranga llamándole a esto “nuevas músicas colombianas” y cometiendo un error muy grave con el público, destruir en su mente conceptos verdaderos para reemplazarlos por una doctrina creada en pro de un beneficio económico. Estos medios tenían la obligación de ser responsables y haber anunciado que su línea editorial iba a cambiar y que ya no entenderían el rock como se ha entendido siempre sino como está en sus cabezas.
Yo quiero ilustrar en este artículo, algunas publicaciones de la revista Shock en donde el género es destruido premeditadamente para adoctrinar a los lectores. Shock desde luego no es el único medio que echa mano de este recurso sino casi todos los que quieren mantener una posición activa económicamente en el mercado. Pero estos artículos son parte de una colección de absurdos:

Iron Maiden: 35 años sacando el mismo disco

La pirotecnia y el discurso blando de Green Day en Bogotáhttps://www.shock.co/musica/la-pirotecnia-y-el-discurso-blando-de-green-day-en-bogota

Publicaciones basadas únicamente en la opinión de un periodista y nada más. Comenzamos entones a ver en sus artículos diatribas decididas a destruir aun a los más grandes exponentes del rock mundial y a glorificar lo que a ellos les parece maravilloso.
Esta actitud no se ha quedado en esos medios, los periodistas de diferentes revistas, radios y entidades que así actúan, han sido invitados a innumerables eventos como Circulart, Boom, Rock al Parque entre muchos más como jurados y ponentes a donde han llevado su ideología y su doctrina hasta tal punto que el primer puntaje de Rock al Parque 2017 lo tuvo un grupo de Carranga pura sobre casi cuatrocientas propuestas de rock.

Es irrefutable que evento donde parezcan involucrados estos nombres que son ya conocidos por todos en la escena, contará siempre con los mismos artistas dentro de sus invitados, basta con realizar una comparativa entre las ediciones de Boom en Bogotá y miren cuantos cambios se han dado en los carteles, son básicamente lo mismo año tras año, agregando algunos cupos. Y así, se repite, es una práctica sistemática en eventos del estado como Rock al Parque o incluso en eventos privados, el pecado es que la gente les ha creído y se han dejado ganar por el juego matando de golpe la escena en el mainstream y relegándola a las sombras.

El llamado es al público a que lean los cientos de esfuerzos independientes y profesionales que hay en Colombia sobre el género, blogs, páginas, medios alternativos, incluso buenos programas en la radio pública y la televisión, son muy pocos, pero existen. Es preferible hurgar entre la paja para encontrar la aguja, que sentarse a creer que el mundo es como uno lo tiene en la cabeza. Hoy, que estamos cerrando Subterránica en Colombia, nos preguntamos porqué le llama más la atención al público saber.  Mientras eso sucede, los dejo con un interesante artículo recientemente publicado sobre “Cómo revolver leche achocolatada y fallar en el intento” para seguir alimentando a la intelectualidad.