Lo último

ESTOY CANSADO…


Estoy cansado… vivo una vida extraña, lucho por cambiar las cosas que no me gustan pero parece que a nadie más le disgustan, no entiendo si el equivocado soy yo por no aceptar el mundo tal como es. No entiendo si debo someterme a un trabajo de ocho a ocho para enriquecer a otro y que me paguen un sueldo miserable para poder sobrevivir ¿Es eso lo correcto? ¿Por qué es tan difícil hablar con las personas? Todas creen ser poseedoras de la verdad y nunca están abiertos a una nueva idea o a cambiar la que ya tenían, yo sí, yo siempre estoy en constante cambio de mi pensamiento depende de las nuevas cosas que vaya aprendiendo ¿Está eso mal? ¿Debo radicalizarme en una religión o una ideología política o en una serie de dogmas para ser un hombre normal en esta sociedad? Casi todo me fastidia pero aun así amo la vida, porque casi todo lo que me fastidia tiene que ver con los hombres pero también todo lo que amo. Estoy cansado de caminar por el mundo tratando de entender a las personas y el por qué dejan que los sometan, el por qué dejan que otras personas les hagan daño, que les dicten su manera de vivir, su manera de vestir, cuanto deben pesar, como deben hablar, estoy cansado de no encajar en ninguna parte por no ser una oveja ¿Es malo no ser una oveja? Entonces nuestra naturaleza dicta que hay que decir si a todo así nos moleste para no hacer enojar al que puede darnos la oportunidad ¿La oportunidad de qué? ¿Cuál es esa oportunidad que todos buscan? ¿Dinero? ¿A eso se resume esta existencia? Es decir, tenemos que gastar la única vida que tenemos para hacer dinero a consta de nuestro tiempo y de nuestra vida. No se trata de ser un Hippie, se trata de vivir, porque los demás excusan su muerte en vida con ser “normal” ¿Estoy mal en eso? Peleo con todo el mundo porque lucho por todo el mundo, al parecer pensar en los demás es un pecado, siempre va a existir alguien que te critique por todo, que crea que es dios, los humanos piensan que son inmortales y al parecer no están conscientes de su muerte y de que todo va acabar. Yo pienso en la muerte cada hora del día, no sé porque, estoy también cansado de hacerlo pero lo hago, eso me mantiene alerta, me da mucho miedo la muerte y en este país ronda en cada esquina, vivimos con miedo y eso nos ha hecho violentos. Todo es violento, las relaciones de pareja son violentas, creo que no valen la pena, es más el sufrimiento que los buenos momentos, las cosas malas de una relación no se olvidan jamás y se clavan en el alma y al final uno termina queriendo solo o detestando a la otra persona ¿Es eso normal? No entiendo este mundo, me quedó grande, tal vez no fui capaz de entender que tenía que ser un asesino, un ladrón, un hijo de puta para poder triunfar en esta sociedad ¿Qué es triunfar? Nunca he entendido eso, en el mundo de hoy parece que solo los pendejos son famosos y los corruptos son millonarios, eso es triunfar, eso es lo normal, eso es lo que todos buscan. Ya nadie sueña, ya nadie quiere lograr algo en la vida más que tener una casa, un carro, a eso le llaman bendiciones. Yo quisiera poder viajar cuando quiera a donde quiera, quisiera poder vivir tranquilo y  ganar dinero para poder comprar una casa para mis hijos pero haciendo lo que me gusta y no sometido a lo que me dictan. Quisiera poder lograr cambiar el mundo porque creo que una sola persona si puede hacerlo para bien o para mal, que mis amigos pudieran hablar sin ser hipócritas, que mi familia entendiera que somos la misma sangre, que las personas dejen de poner el dinero encima de su dignidad, que las horas de trabajo no fueran tantas, que los sueldos fueran justos, que la gente estudiara, cuanto diera porque las personas estudiaran porque hay muchos ignorantes y hoy en día con Internet es muy fácil publicar la ignorancia. Estoy cansado de tantas cosas que a veces quisiera matarme pero la verdad no he sido capaz. Pero a la vez, tengo una pequeña esperanza, porque cuando un sueño se cumple o un buen momento llega, todo lo malo se olvida, lástima que los buenos momentos duren tan poco.

Me cuesta compartir con los demás, hace años me diagnosticaron una enfermedad que no si ni siquiera si existe, ya no aguanto más y quiero alejarme, quiero compartir que no puedo con el mundo y que no estoy de acuerdo con él, no estoy de acuerdo con la forma en que vivimos actualmente, no estoy de acuerdo con nuestros sistemas sociales, con nuestras leyes, con nuestra forma de vivir, este no es el futuro que esperábamos. Todos los días tengo que tomar pastillas o alcohol para poder soportar el mundo, el paso de esta historia, todos los días me cuesta más y más entender a las personas y tratar con ellas.


Quisiera alejarme, quisiera no estar, quisiera entender, quisiera ser lo que en este mundo llaman “normal”, pero entre más se busca más infeliz se es. Comparto esto para disculparme por no encajar, por pelear a muerte por lo que quiero y por no soportar esta supuesta “normalidad” ¿Es eso mi enfermedad? ¿Es a eso lo que el psiquiatra se refiere? No creo, creo en realidad que el mundo está mal, y creo que el demente no soy yo sino las personas que aceptan todo como viene, un dios al que no pueden hablar, al que no pueden ver, al que no pueden más que suplicar y si algo bueno pasa fue por él y si algo malo pasa es porque él obra en formas misteriosas. Creo que los dementes son los que eligen gobernantes corruptos aun sabiendo que lo son, creo que los locos son los que roban el dinero de todos, los que corrompen el arte, los que abusan, los que no son recíprocos con la vida. ¿Eso es lo normal? No me gusta, no lo acepto, me rebelo, no lo quiero. Estoy cansado…