Lo último

ENTREVISTA EN NOYSEY



Hablamos con la persona que le puso una tutela a Idartes y Rock al Parque
Juan Sebastián Barriga Ossa
Mar 13 2017, 6:33pm

Felipe Szarruk es el responsable de esta iniciativa que busca o acabar con el festival o reformarlo.

El debate que todos los años rodea Rock al Parque, ya empezó a levantar polvo. El tema de las supuestas roscas y privilegios que hay dentro del festival, y de qué tan rock es o no es actualmente este evento de tres días, ha generado discusiones en varios sectores culturales y musicales desde hace varios años, pero esta vez llegó un poco más lejos.

Hace más o menos 20 días, Felipe Szarruk, un músico de 41 años que forma parte de la banda República de Cuervos. Y quien lidera los Premios Subterránica y la Asociación de Músicos Independientes de Colombia (AMIC), interpuso una tutela en el juzgado 19 de Bogotá en contra de Idartes y Rock al Parque. Desde hace varios años, Szarruk ha cuestionado y criticado al festival, del cual ha participado en varias convocatorias, porque según él, este vulnera varios derechos de la ciudadanía al incluir bandas de géneros que no son estrictamente rock, afectando directamente a todos los músicos colombianos que hacen alguna de las cientos de variaciones del género.

Szarruk ha puesto varios derechos de petición y el año pasado hizo una recolecta de firmas en Change.org para que lo dejen participar en el festival como organizador o colaborador. Él cuenta que por este tipo de acciones lo han calificado como un loco llorón que está haciendo una pataleta, e incluso Actualidad Panamericana le ha dedicado artículos. Harto de que el Distrito e Idartes no le paren bolas, decidió llevar su protesta hasta el ámbito legal. Ahora está a la espera de la respuesta que del juzgado que radicó la tutela el jueves 9 de marzo y tiene un plazo de diez días hábiles para decidir el fallo.

Esto significa que existe una posibilidad de que un juez dictamine que el festival, que durante más de 20 años ha reunido a miles de personas en torno a la música y que se ha consolidado como uno de los eventos culturales más importantes de Sudamérica, sea cancelado, reformado o rebautizado.

Hasta ahora Idartes no se ha pronunciado al respecto, porque está esperando que se revele la sentencia. Pero Felipe se ha manifestado constantemente en la página de la AMIC. Por eso lo llamamos por teléfono para que nos contará cuáles son sus objetivos y argumentos.

***

¿Cuál fue la motivación para poner esta tutela?

Decidí hacerla porque, en resumen, llevo unos siete u ocho años tratando de hablar con la gente de Rock al Parque. Lo último que quisimos hacer el año pasado fue enviar un derecho de petición exponiendo los puntos que tenemos y contestaron con una carta diciendo que todo lo que yo decía era mentira, que estaba loco. Después me empezaron a pasar un poco de vainas, hubo un debate en la revista Semana, sacaron una burla en Actualidad Panamericana y llegó un momento en el que entendí que con Idartes no se puede dialogar. Entonces decidí pasar la tutela que es un recurso más  serio, para ver si de alguna manera uno puede hacerse escuchar por esta gente.  

¿Cuál es el fin de esta tutela?

Yo lo que solicito es que Rock al Parque no lo hagan más o que en su defecto le quiten la palabra rock, porque el festival pasa por encima de todos los derechos de una persona como yo. El fin último es que lo quiten, que eso ya no siga existiendo y que se replantee ya que tomó otros caminos.

¿Cuáles son los derechos que según usted el festival a vulnerado?

Primero el derecho a la igualdad es el más vulnerado. Rock al Parque puede alegar que hace una convocatoria pública y que ahí se puede presentar cualquier personas. Pero eso no es cierto. Esa es el arma con la que manipulan la selección de bandas, ¿por qué lo digo?: 
La convocatoria pública que ellos dicen hacer, no es una convocatoria para la totalidad del festival sino para llenar los espacios del 20 o el 25 % de la totalidad de bandas. El resto de espacios los llenan con las bandas supuestamente invitadas, sean nacionales o internacionales.

¿Quién decide qué bandas se invitan? Pues el curador y los jueces. Entonces por qué bandas como Ingrand han tocado diez veces en Rock al Parque y a mí no me han invitado ni una vez. Entonces me tocó poner la tutela. Yo no estoy peleando por mi, es decir, yo no quiero tocar en Rock al Parque, pero lo hago para dar un ejemplo claro y completo de cómo violan el derecho a la igualdad. Me explico de otra forma, cuando fui donde Leonardo Garzón, quien era director de música hace unos tres o cuatro años, le pregunté qué había pasado con aquella regla que decía que las bandas invitadas distritales tenían que haber pasado dos veces por convocatoria y ese año iban a tocar bandas como The Mills o De Juepuchas, que son buenas bandas, pero ¿por qué se estaban saltando el procedimiento? Me dijeron que eran excepciones. Entonces me di cuenta que Rock al Parque no trata por igual a todos los ciudadanos. Abren una convocatoria pública para que las 350 bandas que cada año quieren participar se inscriban y cogen 12 por una convocatoria que no es transparente. Nadie puede saber si de verdad los jurados están o no escuchando las canciones que les mandan. Nadie puede hacer una veeduría ciudadana para saber si es verdad que los jurados están haciendo su tarea.

¿Qué otro argumento tienes?

Segundo, el derecho al libre desarrollo de la personalidad. Al usted agarrar una banda de cumbia y ponerla en un festival que se llama Rock al Parque, lo que está haciendo es desconfigurar el espacio simbólico del rock en nuestra sociedad. Eso solo sucede en Rock al Parque, no sucede en Jazz al Parque ni el Colombia al Parque. Esa supuesta diversidad no existe y no es algo que me inventé yo. Es algo que han investigado durante mucho tiempo personas como Franco Fabbri y otros  teóricos de la música. El rock es un género bien definido, por lo tanto, si soy un músico de rock, pero el mismo distrito está vendiendo lo que es la idea preconcebida de rock de una forma errónea, para mi están truncando ese libre desarrollo. También el derecho al trabajo porque entonces si yo trabajo con Subterranica, pero resulta que el Distrito manda y dicta que el rock es igual a la cumbia, eso no me deja desarrollar mis actividades.

¿Sabe qué definición de rock hay en Idartes?

Sé por fuente de un jurado que estuvo el año pasado que tienen una definición de rock que ellos acuñaron. Eso a mi me parece terrible porque está equivocada. Están colocando músicas que no tienen que ver con el rock, sino que son expresiones folclóricas modernizadas, con instrumentos eléctricos o simplemente pop. Entonces hay un montón de bandas de rock que están siendo discriminadas y se les está negando el derecho al trabajo y el desarrollo.

A mi me han violado muchos derechos. En el 2013 cuando hicieron la tal gira de Rock al Parque Rueda por Latinoamérica, me inscribí a la convocatoria y el jurado fue una persona a la que yo no le caigo bien, es más ha hecho públicamente que me detesta. Yo mandé un derecho de petición pidiendo que por favor, por conflicto de interés, cambien a ese jurado y no lo hicieron. Lo importante es que se están escuchando los argumentos y que se están dando cuenta que nosotros los músicos no estamos sometidos a sus caprichos.

¿O sea usted quiere sentar un precedente?

Yo lo quiero es preservar lo que hago que es el rock. Yo necesito poder saber que en Bogotá puedo vivir y desarrollar una empresa dentro de algo llamado el negocio de la música, sin que  venga una persona que no ha pisado un colegio a decirme que la cumbia es lo mismo que el rock. solo porque Carlos Vives lo dice y sin ninguna opinión más que la pasión. Todo esto es parte de una investigación de cinco año, pero nadie lo ha leído y creen que es una pataleta.

Según la investigación que usted ha hecho ¿se puede definir lo qué es rock? ¿qué definición le da usted?

Sí se puede definir y no son mis conocimientos sino son de personas que lo han dicho. El rock es un género musical definido. Lo que pasa es que al no tener un patrón rítmico como el vals de ¾, entonces la gente cree que le puede meter todo. El rock tiene ciertos elementos jerárquicos como el riff, el uso de las distorsiones, la forma de canto. También intervienen la ropa, la tribu urbana, la ideología. Uno no puede definir que es rock y que no es, basado en el porque sí. El daño no es para mi es para todo el movimiento rockero de Colombia. Eso es una segregación. Es loco decir qué banda es buena o mala, porque entonces vemos que Idartes tiene un pensamiento mesiánico donde ellos tienen el poder de decir qué es bueno y malo, cuando sabemos que el gusto es algo personal. Se me hace que esto se lo han tomado muy a la ligera sin la debida responsabilidad que el rock tiene, y no se han dado cuenta de que hay personas a las cuales nos molestan y afectan estas cosas.

¿Cuáles son sus sugerencias en caso de que se reforme el festival?

Muchas y no solo las he dado yo. Creo que cada músico de este país ha dado una sugerencia. Rock al Parque le enseñó a todo el mundo que el rock es gratis. Ellos nos se dan cuenta que están sentados en el colchón del dinero del estado. Ellos nunca han tenido que organizar un concierto por su cuenta, alquilar unos equipos, mandar a hacer una boletería. Y las bandas ahora creen que son bajadas del Olimpo y hay que tenerles sexo drogas y rock & roll sino no tocan. Eso en un daño que el festival le ha hecho a todos lo músicos de Colombia y a mi en particular porque yo no tengo un trabajo de ocho a ocho para poder financiar mi practica del rock. Rock al Parque ha destruido por completo lo que es el rock nacional. En los 90 no teníamos esos problemas, era una caso que se estaba construyendo muy bien ¿Y qué sucede? Todo el mundo ahora actúa como mendigo del estado. Toca estar de buenas con el estado, con Rock al Parque, con Radionica, porque este es el único país del mundo en el que el rock depende del gobierno.

Al ser Rock al Parque un evento al que asisten miles de personas, ¿de lograr cancelarlo no teme que lo linchen?

Si eso pasa entendería por qué el rock aquí es tan puerco. Demostraría que el poder detrás de la corrupción está más allá del arte.

Yo aquí veo que también existe un tema de educar al público ¿cómo usted cree que se puede lograr esto?

Cómo los vas a educar si los medios no transmiten nada. Para que te vas a esforzar haciendo buenos productos y gastando plata si tienes un público fácil. Si pones a Maluma y te vende 100 millones de discos, para qué vas a ponerte a hacer el trabajo de montar un Kraken Filarmónico. Nosotro tenemos el país que merecemos. La gente consume lo que le den

¿Entonces no hay vuelta atrás?

No estoy planteando volver atrás, sino avanzar. Volver atrás en ponerle un amplificador al vallenato y decir que es rock.

¿Entonces cómo se hace para avanzar?

Quitar primero la dictadura artística que hay en el distrito con Idartes y  reunir a todos los sectores y ver qué es lo que quieren y llegar a un consenso entre todo el mundo. Pero no hacer la cosa mafiosa que ellos hacen, que es cada que alguien los amenaza botan la mesa distrital de lo que sea y entonces quitan un par de espacios de bandas para dárselos a esa mesa o rosca. Si uno está jugando con plata del Distrito entonces eso debe de ser de todo el mundo, no de una persona que cree lo que es el rock en Bogotá.

Se acaba el festival Rock al Parque, se reúne todo el sector del rock de Bogotá, se mira cómo se puede hacer el mejor aprovechamiento de los recursos para todos y eso no sería un trabajo mío porque mi investigación va hasta demostrar cómo el rock ha sido desconfigurado en Colombia. A mi me interesa demostrar cómo el rock colombiano ha sido destruido por la pasión y las ideas de una, dos o tres personas. Hasta ahí llega mi trabajo.

¿O sea busca hacer borrón y cuenta nueva?

Exactamente. Yo llego hasta ese punto. Mi contribución es decir: yo he investigado esto, mi trabajo es esto y con este argumento vayan y hagan un festival chévere.

Pero entonces ¿cómo evitar caer en el discurso contra el que pelea?

En ningún momento he dicho lo que es el rock. Yo nunca hablo por mi, hablo por los académicos. Yo no soy el que está diciendo: "esta persona está mal porque el rock es lo que yo digo". Eso sería caer en el mismo error. Yo lo que hago es reunir un poco de conceptos que ya existen. Que se inventaron las grandes figuras del rock. Qué más hubiera dado yo por inventar las cosas del rock. No lo inventé yo, pero tampoco lo inventó Idartes. Es muy extraño que tengan claro el concepto de jazz, hip hop y folclore, pero no el del rock. Vuelvo a repetir, los conceptos que manejo no son míos. No tengo ninguna autoridad académica ni moral para decir el rock es esto. Pero si tengo una autoridad que me confiere la academia para reunir en una tesis todas esas voces que han salido y hacer de varios pedazos de plastilina una descripción basada en lo que toda esta gente estudio.

***
Usted que opina. Deje sus comentarios en el post de Facebook y forme parte de este debate.