Lo último

ENTREVISTA EN LA REVISTA ALTUS


Tomado de http://190.85.246.40/altus/Entrevista-Szarruk-Subterranica.htm

“Hay que cultivar el Rock en las nuevas generaciones” (F. Szarruk)
Por: Redacción Altus

En Altus en Línea entrevistamos a Felipe Szarruk, director general de la Revista Subterránica (Fundacion Latinoamericana para el Desarrollo de las Artes L.A.Rock Subterránica). La entrevista se centró en su opinión sobre la organización y programación de rock al parque 2012. Szarruk, además de ser el director de Subterránica, es un rockero consolidado con su propio proyecto musical; por lo cual lo consideramos un amplio conocedor del tema, además de un bacán que estuvo dispuesto a hablar con nosotros en cuanto le propusimos participar en nuestra publicación.

Esta es la entrevista:

R.A. (Revista Altus): Siempre que hablan de rock al parque, dicen que es el festival más grande al aire libre en Latinoamérica. En comparación con otros festivales ¿Qué es realmente rock al parque? 
F.S. (Felipe Szarruk): Rock al Parque es sencillamente otro festival más entre la cantidad que hay en el mundo y en Colombia. Tiene una ventaja sobre los demás y es que es financiado por el estado colombiano, es gratuito y es supuestamente un espacio de expresión para el Rock nacional, sin embargo esta ventaja no le ha servido de nada, ni para crear industria cultural, ni para fomentar el crecimiento del rock colombiano, en este momento es otro festival que podría ser la diferencia pero no lo hace.

R.A.: Llevan años hablando del dichoso tema de la diversidad, la pluralidad y el respeto “extremo”. ¿Cómo podría trabajarse realmente este tema en el festival?
F.S.: Siempre ha existido diversidad en Rock al Parque, lo que pasa es que no se le hacía énfasis, pero ahí han tocados desde Bomba Estéreo hasta Dj´s.

Si miran Rock en Rio Madrid 2012, se presentó incluso Pitbull y eso está bien, las expresiones musicales han cambiado y en Colombia la gente no es rockera, este es un país tropical, en donde el vallenato y el Reguetón reinan. Lo que si no me parece es que bajo el lema de la diversidad se haya pisoteado el norte y la meta de RAP, que es la de apoyar la escena emergente y consolidada del ROCK en Colombia y lo hayan convertido casi que en un carnaval en donde se vio de todo menos Rock, es decir muy poco y la forma de inclusión de ciertas bandas fue de manera muy dudosa. 

R.A.: Este año cerró Charly García; el pasado, los toreros muertos cerraron en el escenario Bio. También han cerrado Calamaro y Fito. ¿A qué se debe esta tendencia de traer una “vieja gloria” del rock? Sólo falta Cerati, y porque anda enfermo.

F.S.: Se debe al factor económico. Rock al Parque pareciera estar desordenado en sus finanzas, no conozco mucho del tema de las finanzas del festival, pero sí sé que una banda actual puede llegar a cobrar sumas enormes por venir a tocar, a ellos no les importa que sea gratuito, ellos cobran su trabajo, porque a diferencia de Colombia, en donde todo el mundo, el imaginario colectivo piensa que todo lo que tiene que ver con Rock es gratis (Gracias en parte a Rock al Parque) en otros países esto es una profesión y una banda no va a venir a regalarnos su presentación. Por ejemplo Smashing Pumpkins (O los Smoking Ponkys como les dicen en Caracol jaja) estaban en Colombia un día antes de Rock al Parque, pero una banda como ellos puede llegar a cobrar hasta 250 mil dólares por una presentación en RAP esto es gran parte del presupuesto del festival, por eso traen bandas que están disponibles y baratas en el momento. Claro que de vez en cuando nos sorprenden con cosas como Skindred por ejemplo.

R.A.: El año pasado mucho se dijo en internet sobre el concurso para realizar Rock in Rio en Colombia, como era votación online perdimos contra México. ¿En qué puede compararse el Rockal con Rock in Rio? 

F.S.: Esto, así suene chistoso hay que analizarlo desde un punto de vista sociológico. Colombia es un país malinchista, esto quiere decir que le gusta es lo de afuera y los triunfos robados de colombianos en el exterior. La gente no asiste a Rock al Parque a ver a las primeras bandas sino que llega cuando están comenzando las invitadas y es gratis. Pero si acá hicieran un rock en Rio, no importa a quien traigan o cuantos cientos de miles de pesos valga la boleta, la gente iria solo por el hecho de que es ROCK IN RIO, porque acá el público es así. Desde todo punto de vista traer un festival como Rock in Rio sería bueno siempre y cuando lo hagan con la misma calidad que en los otros países y con el mismo tipo de artistas como Radiohead, Metallica, Katy Perry, etc. Pero si van a hacer un Rock in Rio Bogotá para presentar a Jorge Celedón y a Don Omar, entonces es mejor esa diversidad dejársela a los 40 principales (Evento 40) que lo hace bien y lo hace gratuito.

R.A.: Junto a los conciertos, el distrito organiza unas actividades pedagógicas, como foros, conferencias de musicología, actualización para intérpretes entre otros. ¿Son realmente útiles estos espacios o son simplemente un intento del distrito por darle un matiz académico al festival?

F.S.: Yo hace rato deje de creer en el distrito y en todo este movimiento cultural que ellos profesan, lamentablemente y es mi opinión, yo tengo identificado desde hace tiempo un patrón de comportamiento de estas convocatorias en donde el flujo de gente y dinero siempre pasa por los mismos actores. No estoy de acuerdo con bandas que han tocado 8 y 9 veces en el festival o con bandas que yo llamo “El Rock del Estado” que así otros personajes que solo saben criticar nieguen, se sabe que existe. Yo he ganado con mi banda y con mi organización varias de estas convocatorias de emprendimientos pero siempre han terminado en fracasos, cada vez que llegamos a talleres, conferencias e incluso intentos por hacer clusters culturales en lo que eso termina es en una pelea de egos ridículos de todo el mundo, porque acá todo el mundo se cree lo mejor en todo, son maestros antes de ser alumnos, todo mundo es rockstar, todo mundo es manager, todo mundo es gestor, y encerrados en ese mundo y en el afán de hacer dinero fácil a como dé lugar, todos estos esfuerzos del estado o se pierden o terminan en manos de los mismos de siempre.

R.A.: Durante la administración de Peñalosa, en una crisis que resultó en la integración del instituto de cultura y turismo y el de recreación y deporte, incluso se habló de acabar el Rockal, por fortuna eso nunca pasó. ¿Usted cree que hoy en día el festival tiene enemigos? 

F.S.: Es diferente tener enemigos que tener detractores, hablo de la gente del Rock porque el público es pasional y boqui suelto, mejor dicho, criticar no es odiar. Yo critico mucho a Rock al Parque, este año resultaron muchos que antes estaban dentro de rock al parque y a los cuales sacaron criticándolo también, siempre se ha criticado muchas cosas del festival, pero eso no quiere decir que uno sea enemigo. Al contrario, cuando uno se queja y critica es porque le importa. Estoy seguro que nadie de los actores del rock nacional quiere o le gustaría que se acabe el festival, lo que todos pedimos a gritos es que se escuche a esa gente, que sea de verdad incluyente, que se acaben las roscas, que hagan las cosas de manera transparente, que sean legales y que hagan un festival decente del que todos estemos orgullosos y podamos disfrutar. Es cierto que el festival tambaleó hace unos años pero mucha gente se pronunció y lo salvaron, pero a este paso, esa salvada lo que hizo fue empeorar todo.

R.A.: Hablemos de plata. Siempre se ha dicho cuánto le invierte la alcaldía al evento, lo que vale cerrar vías e incrementar el pie de fuerza policial para el evento. Pero nadie compra pan pa’vender pan: ¿qué gana el distrito? 

F.S.: El dinero que se invierte en Rock al Parque es parte del presupuesto nacional que se destina para el arte, cada año, el gobierno destina a todos los sectores un presupuesto y en el caso del arte es una miseria. El distrito no debe ganar nada económicamente hablando porque el distrito no es una empresa privada con ánimo de lucro. 

Lo que el distrito gana se representa en muchas otras cosas, poder político, presencia en la ciudadanía, aceptación y cosas que son más valiosas para el gobierno que el mismo dinero. Es que la gente no se ha dado cuenta que acá en Colombia el Rock mueve millones, pero lo mueven las mismas personas y gran cantidad de dinero se pierde de manera voluntaria en monopolios legales amparados por el estado como lo es SAYCO. En ese punto Rock al Parque viene siendo también una forma de destinar fondos para el arte y de justificar ese presupuesto público y de ganar simpatía con un sector de la sociedad, recuerden el imperio romano “Pan y Circo”.

R.A.: En un artículo de Subterránica sobre rock al parque de este año, se hablaba sobre SAYCO, de hecho se propuso acabar esa entidad. ¿Cuál es la relación de SAYCO, Prodiscos y las disqueras con Rock al Parque? ¿Apoyan o truncan el festival?

F.S.: A mi manera de ver SAYCO es una entidad mentirosa, es un monopolio legal como decía antes, una analogía de lo que es SAYCO es como decir que el dueño de Coca-Cola nos cobra mil pesos a cada colombiano que se tome una Pepsi porque ellos son dueños de los derechos de tomar gaseosa en el país, es absolutamente ridículo. SAYCO es una empresa privada y la gente no lo sabe, es una empresa privada con ánimo de lucro que cobra dineros por todos y cada uno de los eventos que se realizan en el país incluso si no va a tocar nadie que esté afiliado a esa entidad. Eso es ilegal y el estado lo permite. Incluso hay irregularidades como que cobran el recaudo de las bandas que no están afiliadas y dicen “que ahí se lo tienen guardado”.

El año anterior cuando SAYCO estaba en la mirilla publica, nosotros a través de la Asociación de Músicos Independientes tratamos de acercarnos a ellos, las reuniones están grabadas en video, las pueden ver en YouTube y ellos nos engañaron, nos hicieron creer que iban a cambiar y a trabajar con nosotros para que las cosas fueran mejores, SAYCO no fuera un muro sino un apoyo, redactaron un acuerdo pero apenas le levantaron el castigo volvieron a ser los mismos mentirosos de siempre. SAYCO debe acabarse, es responsabilidad del estado no permitir estas cosas pero parece no importarle ya que muchos comen de eso.

Lo de Prodiscos, si te refieres a las tarjetas de descarga, no tengo información sobre esa negociación, pero espero que s eles pague a los músicos por cada descarga que se hace y no sea parte del “premio”.

R.A.: Entre las muchas inconformidades de rockal, la de “the Castles” la versión criolla de los Jonas Brothers, fue una de las más resonantes. Invitar una banda infantil no es una mala idea del todo. ¿Recomendaría alguna banda nacional, infantil, que haga buen rock?

F.S.: A The Castles nadie lo conocía antes del escándalo. Sin embargo yo escuche su música y es chévere, al igual que muchas bandas que en estos momentos se han gestado en los colegios y en las escuelas de Rock. Estoy totalmente de acuerdo a que Rock al Parque abra un espacio para los chicos, pero debe ser una tarima especial, con condiciones y cuidados espaciales, de hecho esto es necesario. Lo que molesta es la forma en cómo meten a The Clastles a Rock al Parque así a las malas sin explicaciones de ningún tipo y ya. Esas son las cosas que molestan del festival. Pero si ese festival estuviera en mis manos, sin dudarlo abriría una tarima exclusiva para chicos, hay que cultivar el Rock en las nuevas generaciones, eso es lo importante, si no, seguiremos sumergidos en las expresiones folklóricas y el Reguetón únicamente sin darle espacios a lo que hacemos.

R.A.: ¿Qué espera para el próximo Rock al Parque?

F.S.: Te juro que ya ni me importa… he peleado tanto que ya me aburrí.

R.A.: Muchísimas gracias por todo Felipe, esperamos que esta entrevista no sea únicamente la opinión del director de Subterránica sobre el Rock al Parque, sino el inicio de una cercana amistad entre ustedes, los de Subterránica, y nosotros los de Altus en Línea.