Lo último

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 23 de julio de 2018

DE NUEVO LA CULTURA DE COLOMBIA EN MANOS DE AMISTADES EQUIVOCADAS

Imagen relacionada

Se viene gestando en el arte colombiano otra mafia hace años, la llaman “economía naranja”, pero no es nada más que otra forma desviar fondos públicos destinados a las prácticas artísticas a manos de personas que no son parte de las escenas culturales nacionales.

Hace unos meses estuvimos realizando en Nueva York la primera entrega de Premios Subterránica al rock y pop independiente en Latinoamérica, cansados un poco de la negligencia de las autoridades del país para apoyar a emprendedores independientes de las artes y favorecer a los monopolios como Sayco o como Idartes que actúan bajo el estamento del estatismo paternalista para someter a los artistas en necesidad y actuar como una dictadura que dice cual es la expresión social de turno, por eso como muchos decidimos emprender afuera, en donde el arte es mejor apreciado. En New York, pensábamos que iba a ser difícil pero no, todo mundo dispuesto a la ayuda, las empresas privadas y las entidades del gobierno abrieron sus puertas y logramos realizar la edición de manera fácil y divertida, sin Sayco, sin permisos rebuscados, sin pólizas inventadas y sin las decenas de requisitos ridículos y absurdos que se han inventado en la corrupta Colombia para sacar tajada de cada canción, de cada concierto, de cada presentación para robar cada día más y más y más. Eso resume la economía naranja. En realidad, lo único que nos pidieron en New York es que firmáramos un contrato con el lugar y que revisáramos que ellos cumplían con las normas del estado para este tipo de eventos, nada más. 

Mientras que en Colombia la lista de requisitos para producir espectáculos púbicos es ridícula y se resume casi toda en que el promotor debe hacer el trabajo del estado y en adquirir una serie de permisos pagos que van directo a los bolsillos de los ladrones.

Y así es todo el panorama del arte, por eso los artistas se están yendo a México, a USA y a Europa a buscar las oportunidades que el país les niega, solo en nuestro caso, la mayoría de los colombianos que se fueron con nosotros se quedaron en Los Estados Unidos, todos eran artistas, músicos que hoy son jardineros, parquean carros o trabajan en construcción, deslumbrados con los salarios del país del norte, un país que les entrega una recompensa por su trabajo, el sueño del arte sucumbió ante lo único que un colombiano necesita y sueña: el dinero. Y en Estados Unidos el dinero no es un lujo, es una recompensa al trabajo, cosa que acá no existe. Es una triste e irrefutable realidad, ser artista en Colombia es ser un paria que para poder vivir del arte necesita arrodillarse y humillarse a un estado ignorante y a los jefes de turno que dicen lo que es y lo que no es arte y obliga al artista a tratar de encajar en lo que dictan para poder acceder al pedazo de pan que ofrecen en este estado de necesidad.

De nuevo han nombrado una ministra de cultura que no es artista, que no tiene ninguna formación en el que hacer cultural y que es abogada, que su especialización y profundización es en derecho y comercio internacional y eso nuevamente es una vergüenza. El presupuesto para el arte nacional es únicamente el 0.2% del total nacional y lamentablemente casi todo termina perdido y la verdad que no logro ver como una abogada puede solventar esto.

¿Le gusta el folclor? ¿Es que acaso solo de folclor vive esta patria? ¿De esas expresiones que han olvidado por siglos? Dejar atrás entonces todo el maravilloso abanico de expresiones artísticas y culturales por un capricho ideológico. Por eso es que el mismo que cierra Colombia al Parque es el mismo que cierra Rock al Parque y nadie dice nada, pero los cheques siguen volando para lado y lado, sin reparar en que quienes manejan a estos amigos el estado son sus contratistas. Nepotismo.

A los que nos atrevemos a denunciar nos tildan de payasos y nos vetan de cualquier oportunidad de participar y contribuir en estos espacios, sean públicos o privados, es el mismo circulo social.

-Se burlan de nosotros, porque sienten la amenaza- Las sufragistas

¿Abogada? Yo aplaudiría de pie la iniciativa si ella se comprometiera a defender los derechos de los artistas que vivimos en necesidad, a acabar con ese monopolio amparado por el estado llamado Sayco, que va a ordenar veedurías de los institutos ladrones del distrito? Que eliminaría los tramites absurdos para realizar eventos, que le daría la misma prioridad al rock que a la cumbia, que dejaría de creer que solo lo que sale del pacífico o de los acordeones es lo que nos representa, pero se que no es así, de hecho puedo apostar que nuestra nueva ministra no conoce ni un céntimo del panorama artístico nacional y que estoy dispuesto a otro debate que será rechazado porque no tienen respuestas a tantas preguntas.

La cultura en Colombia es un chiste porque la toman como un chiste, hay que colocar a alguien que conozca las estructuras mas profundas del quehacer artístico, la vida de un artista no es fácil y nadie más que un artista la conoce, es un chiste seguir colocando amigos en los puestos del gobierno, en Colombia nada va a cambiar, somos un país de mafiosos, de narcos, de asesinos y nada más, somos un estado colapsado, una mofa de una república, una finca que solo sirve para beber, drogarse y andar de fiesta en fiesta, esa es nuestra cultura, esa es la realidad irrefutable y nunca se ha podido debatir porque cada vez que los invitan a las discusiones, les da diarrea.

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas