Lo último

Post Top Ad

banner-clcedh

domingo, 30 de mayo de 2021

Urge instaurar la tarjeta profesional para periodistas y comunicadores en Colombia.


Colombia es como Disneylandia, acá suceden cosas que en ninguna otra parte suceden y que parecen escritas por un caricaturista. Yo me pregunto si, amparado en el derecho constitucional al libre desarrollo de la personalidad me puedo auto nombrar abogado o cirujano y abrir mi clínica, comenzar a operar enfermos, solamente por la gracia que me otorga el derecho de haber nacido en esta patria. No creo, iría preso sin duda, me condenaría uno de esos jueces que acá son amos y señores de la moral, que condenan sin un jurado de acuerdo a su moral, en Colombia no hay jurados porque también los torcían y compraban, entonces ahora sale más barato comprar a un juez como se ha visto en las noticias que comprar a varios jurados, esas son las cosas que suceden en Colombia y en ninguna otra parte. No lo digo yo, son sencillamente los hechos:

Ya van casi 100 capturas por casos de corrupción en la justicia
https://www.eltiempo.com/justicia/delitos/capturas-por-casos-de-corrupcion-judicial-en-colombia-hasta-agosto-122096

Van 1.191 sanciones a jueces corruptos en el Consejo Superior de la Judicatura
https://www.asuntoslegales.com.co/actualidad/van-1191-sanciones-a-jueces-corruptos-en-el-consejo-superior-de-la-judicatura-2577716

Me preocupa mucho el paupérrimo y patético estado del periodismo y de los medios de comunicación en el país, supongo que llegamos a esto cuando alguno de esos “genios colombianos” todopoderosos, sublimados, poseedores del eterno conocimiento y de algún tipo de poder, uno de esos que nunca quiso estudiar, un día se le ocurrió que porque nuestra constitución otorga el derecho a la libertad de expresión, entonces cualquiera puede autonombrarse periodista y ejercer la profesión y ahí mismo asesinó, como asesinan todo en esta patria, al periodismo decente, neutral y sobre todo útil, como debe ser.

Ahora vemos prostitutas y mercenarios del periodismo, medios venidos a menos, un pueblo ignorante que cree todas las noticias falsas y las defienden, que no pasa del titular, contratos amañados en las empresas de noticias, en el estado, en todas partes, manipulación de información, mentiras, cortinas de humo, degradación sistemática a quienes se atreven a denunciar la corrupción, asesinatos y lo peor de todo, los verdaderos periodistas y comunicadores comiendo mierda en sus casas viendo como sobreviven porque los puestos en los medios y empresas son para las modelos, las reinas de belleza, los amiguis o los torcidos. Es una verdad dura pero irrefutable.

Entonces, al no pasar por la academia, estos pseudo periodistas autonombrados por el poder divino de nacer colombiano no conocen las competencias comunicativas, no conocen las técnicas de producción de medios, pero sobre todo no conocen la ética del periodismo, sus derechos y deberes, las bases y estructuras de la práctica, no conocen la teoría que conforma un área de conocimiento acumulado por siglos llamada “comunicación social”, no, ellos solamente colocan en el perfil de Facebook y Linked In la palabra “periodista” y si son bonitos pues más fácil logran sentarse en las sillas de las redacciones, en frente de las cámaras o micrófonos a vociferar una verborrea desatinada y adoctrinada, escandalosa, alejada de todo lo que es la profesión, el periodismo investigativo, serio y neutral, el periodismo en Colombia es un asco, una práctica de quitan ejercida en su mayoría por pelafustanes que se creyeron el cuento, este, el único país del planeta tierra que no manda presos a los dueños de portales de noticias falsas y en cambio los condecoran y los premian con contratos en el estado. Y si a usted lo ofende este escrito es precisamente porque será parte de ellos, el periodista que ha estudiado y que sabe de lo que acá se habla estará de acuerdo.

Urge que se establezca la tarjeta profesional para periodistas y comunicadores, urge poder depurar de la influencia publica a tanto personaje hablador y amplificador de doctrinas, que los medios vuelvan a ser serios, que la radio tome el lugar que le pertenece, señores que pena con ustedes, pero si quieren ejercer el periodismo entonces estudien, porque nadie es un genio de nacimiento y es lamentable lo que está sucediendo, es degradante, sencillamente absurdo.

Pero entonces recuerdo en donde estoy, en donde fue que nací, recuerdo que es el país con la peor educación del planeta tierra, que es una de las más costosas, recuerdo que es el país más corrupto de la región y uno de los más torcidos del universo, recuerdo todo y sé que por más que tratemos de hacer las cosas bien, de cambiar las cosas, de denunciar y luchar por lo que es correcto, los torcidos ganarán porque prefieren tener reinas de belleza y mercenarios a sueldo y arrodillados que hagan lo que se les dice, que comunicadores con dignidad que buscan la verdad.

En Colombia es muy difícil que se logre un cambio porque somos precisamente colombianos y “si no le gusta váyase”.

Foto de Pexels

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas