Lo último

LOS MODELOS

Volvemos a los mismo, año nuevo, antes era yo el único que me quejaba y ahora ya no quiero hacerlo porque me da tedio todo el mundo gritando su dolor, las maravillas de mundo se ven cada fin de año y son pura mierda. Bogotá sola y todos gritan de alegría, Bogotá llena y todo el mundo grita de odio, de tedio, de asco, los que la aguantan, los que la miran, hieden, apestan a sal.

Mi primer lanzamiento de la ópera rock fue una canción inspirada en King Diamond, pero porque iba yo a esperar que los artistas pop y las mentes maniáticas de esta costra entendieran eso, los que quieren cobrar por tocar, Kanye West es más grande que Los Beatles, mi patria es la más feliz del mundo, los más salvajes, los asesinos, los putos, los drogadictos, los hipócritas, los hijos de la gran y magnifica puta pero lo más felices.

Ya no hacen carne de diablo como la de antes, ahora viene en latas podridas del Éxito, parece mierda, pan cagado, el Iphone 5 ya no sirve, el Acetaminofén es escaso. Ahora ser bipolar es moda, ser cristiano es ser sabio y la ignorancia es el nuevo dios. 2015 y Marty McFly tal vez yace apuñalado en los Ángeles, muerto, nunca volvió al futuro… ah, no, tiene Parkinson.

Un veneno y una pintura vienen en el mismo tarro, el veneno mata las alimañas, la pintura les da coraje, los camufla, el grafiti está muy mal parado en las escalas del arte, Justin Bieber lo hizo grande, lo hizo icónico.

Mi única esperanza es un fósforo y una maldita flauta dulce que no suena ya en Do, ni cuando el aire le golpea de frente, ¿Cómo sale el aire de la maldita flauta? Traté de calcar los modelos pero terminé pintando de esas tablas que vienen en la parte de adelante de las busetas, aquellas que ahora valen 2.050 pesos, si no tienes los 50 pesps no subes pero si le das 100 no tienen para darte los vueltos.

La cinta de enmascarar ya no va a alcanzar para empapelar este mundo, "la nevera" le dicen a mi ciudad, al lupanar, la nevera, en donde vienen a congelar sus sueños, no hay nada, ni siquiera silencio, el silencio fue asesinado por las regiones, por el fútbol, el vallenato, el reguetón, los mismos asesinos que mataron el rock, el que tanto me gustaba.

Aún sigo usando una cámara de fotos, todo mundo retrata su existencia para compartirla, pero la cámara se ha dañado un poco, suena extraño, como agarrando impulso, a veces se rehúsa, a veces solo da un flash, a veces todo es negro, es la única cámara que retrata la realidad, la nada, es una cámara sincera.

Aburrido pensé en irme pero es imposible, en la maleta se introducen los problemas, ahí se clavan entre la ropa y los instrumentos, se escriben solos en las putas partituras y nunca se van, vaya donde yo vaya también van los problemas, para la mayoría de las personas el sufrimiento es económico, para otros es respirar. Que dualidad de gente, el país más feliz del mundo, religión, satanismo, cuadriculados, radicales, verdaderos sabios, asesinos, ladrones, sabios con verdades absolutas y una flauta dulce, el universo encerrado en la costra.

No pude ir al cine porque la tarjeta no servía, cuando la compré me prometieron mil películas, pero no era cierto, quería ir al cine con mi familia, pero se pegó el planeta, dejaron entrar a todos los demás, no es justo, no hay un solo espacio en este mundo para estar solo más que cuando estás cagando.

4G, proceso de paz, cuchillo, tenedor, pantalla plana, Twitter, Facebook, You Tube y la película Interestelar, los más grandes avances de la humanidad, nada importante, los mismos simios pero con capacidad de llamar a larga distancia, sin minutos, sin minutos, sin minutos.