Lo último

Post Top Ad

Your Ad Spot

martes, 25 de diciembre de 2018

RECORDANDO A TITO TAMBOR, LA CANCIÓN CON LA CUAL GANÉ MUCHOS ENEMIGOS Y ALGUNOS PREMIOS


Para el año 2010 estaba grabando mi álbum TRINIDAD, era el sexto en mi carrera, acababa de tener un infarto y mi vida se veía diferente, Subterránica recibía como siempre ataques por nuestras luchas en contra de los agentes que le hacen daño al rock, era normal, pero estaba grabando un disco y quería colocar en él lo que estaba sintiendo por ese entonces. Una de las canciones que grabé junto a Annie McCausland fue CUANDO MUERA, una balada que hoy la escucho y me duele porque el saxofonista, mi amigo Yesid Pérez ya no está entre nosotros y la canción toma ese tinte oscuro, la escribí por mí, por mi miedo a morir, pero Yeso se adelantó.

TITO TAMBOR no es una canción elaborada musicalmente, tiene licks de Blues y es muy sencilla, hasta agarré una frase de una canción de Nirvana para el coro, la transformé, pero la influencia es notoria. Pero esa canción tenía que ser un grito de guerra y lo fue. Hoy que tengo mi banda Repxblica de Cxervos me permito decir las cosas de frente y sin afán de que la industria le ponga atención al disco o que lo pongan en la radio, pero TRINIDAD era diferente, el disco era comercial y le fue muy bien a pesar de algunas polémicas.

Hay muchas personas que no me conocen y creen que mis peleas son personales, pero no es así, por ejemplo, si yo critico a la revista Shock, no es que odie a Mariangela y su equipo, para nada, Me molesta que Shock siempre fue genial y apoyó a los músicos y eso con el tiempo cambió para volverse otra cosa, es decir, siento que vendieron su alma para no perder las ventas, lo mismo con Rock al Parque, yo no odio a nadie que se involucre allá, lo que odio es la deshonestidad y el mal manejo que le han dado a un festival que se gestiona con dineros del estado, Sayco, Idartes, todo eso, pienso que son esfuerzos que se pueden usar para crear un movimiento musical impresionante pero que en cambio se diluyen en el ego y en la búsqueda de dinero a como dé lugar y eso era TITO TAMBOR.

La canción en sí habla de un músico que no puede tocar bien, pero cree ser un Rockstar por que se tiene mucha confianza, de una persona que ama la música, pero por no ser lo que los demás demandan le cierran las puertas y sin embargo el sigue y sigue luchando, lo que nadie sabe es que al final TITO TAMBOR triunfa, es un baterista, es una persona guerrera. Lo que queríamos que fuera muy transgresor era el video.

En el video queríamos retratar las formas no musicales en las que un musico se hace visible en la escena y la industria, no queríamos atacar a nadie en particular pero para lograr ese sentido teníamos que contextualizarlo en Colombia, entonces para no atacar a nadie distorsionamos la realidad con lo que había, en lugar de Radioactiva usamos una estación fantasma llamada Galloactiva que simboliza la única estación de radio comercial del país, lo mismo con las bandas, tomamos a las más significativas en ese momento y les cambiamos el nombre para hacer una parodia de la realidad y así todos los elementos del video. Pero como el colombiano es un poco aturdido entonces creyeron que era un ataque y como tal lo tomaron. En lugar de analizar el contenido y reflexionar sobre la innegable realidad de la industria en donde las estaciones como Radioactiva o Radiónica apoyan a muy pocos y generalmente es a los amigos o al que quieran, en que las demás radios tienen vetado el rock nacional, en el que los locutores juegan a ser productores y se atreven a darle consejos a los músicos sobre como hacer música sin saber tocar un acorde y con el único poder de tener un micrófono, en donde la payola sí existe y es pedida por muchos agentes, en donde las disqueras están cerradas a lo que no sea reguetón, en donde los likes, vistas y visitas se compran, los colombianos tuvieron cerebro únicamente para sentirse tan importantes y decidir que los estaban atacando cuando lo que se invitaba en el video era a la reflexión y es precisamente por eso que acá nunca pasará nada.

Por su lado la canción y el video, que fue producido en su totalidad por un talentoso equipo de estudiantes de cine tuvieron triunfos enormes, FOX Telecolombia la licenció para su novela DIVORCIADOS, fuimos finalista en el concurso de Warner Chappel de videos en Colombia, la canción estuvo en varios conteos alternativos en estaciones y medios especializados, el video tuvo un reconocimiento en la facultad y para esos años, cuando tocaba como solista hicimos decenas de conciertos y llegamos a momentos importantes como la final de Hard Rock Rising y recorrimos Colombia. Como olvidar a Tito tambor.
Para mí, TRINIDAD fue un disco hermoso, hay muchas reseñas e historias sobre él, para otros fue un ataque a su dignidad, a su gran gestión. Pero la invitación es para que escuchen las letras de los artistas nacionales, la gente no lo hace, el contenido de las letras, de los videos, de la poseía generalmente retrata una realidad que está tambaleando en su bienestar, si hay algo que la música puede ofrecer son mensajes. TITO TAMBOR era un grito, era un “Hey pendejos, miren lo que están haciendo” pero como siempre nadie escucho, se quedaron en la superficie. Pero eso no es problema de la música, eso es problema de quien la escucha.  

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas