Lo último

COMO LOS MUSEOS Y FESTIVALES POPULARES SE CONVIERTEN EN UNA FORMA DE COMUNICACIÓN Y RECUPERACIÓN DE LA HISTORIA

Al entrar a un museo o un festival popular, la concepción del mundo cambia, y lo estoy diciendo literalmente, ¿Quién no siente un ambiente extraño en estos lugares?, algo así como que el corazón se acelera y que el aire cambia. Esto se debe en parte al respeto o la expectativa que uno carga consigo antes de la visita, y esa expectativa se alimenta del interés que uno tiene por las cosas o lugares a los que asiste. Si una persona entra a un museo o asiste a un festival que no le llame la atención, estos sentimientos de los que hablo no serán encontrados.

Desde ese mismo momento, el lugar nos esta comunicando algo, nos esta llevando en un viaje imaginativo en donde nuestro conocimiento acompañado de la imaginación debe recrear en la mente las situaciones que nos transmiten las cosas o actos que vemos.

Hablemos en el caso puntual de un museo, por ejemplo el museo nacional de Colombia, ubicado en Bogotá, otrora una cárcel. Para ser uno de los museos mas importantes del país, carece de la prepotencia de otros del mundo, comenzando con la poca vigilancia que aparentemente se da en el lugar, uno llega a pensar si tal vez nuestra historia o lo que esta ahí no es tan importante, caso contrario a lo que pasa por ejemplo en el museo de Fernando Botero en la casa de la moneda en la candelaria, en donde el despliegue de seguridad es impresionante y a uno le da hasta miedo mirar mucho un cuadro con tal de no activar una alarma.

Todos estos sentimientos se empiezan a mezclar, al pasar por cada urna en donde están guardados los objetos, existen dos maneras de comunicación en el museo, lo digo por experiencia propia y por pláticas con personas que van también.

El primer tipo de comunicación es el que practica esa persona que llega al objeto, lee toda la explicación y va formando en su cabeza la historia con la certeza de la información antes leída.

El segundo tipo se da en esa persona que solo ve el objeto, lee su titulo, pero no lee la historia, sinopsis o explicación del mismo, y deja que su historia se forme mas que todo por la cultura general que tiene en su cabeza y con su imaginación.

Ambos son validos, las personas obviamente tienen derecho a decir como arman la historia en su cabeza, de que manera las cosas del museo les comunican algo. Lo que si es cierto, es que para mantener un legado histórico del país de manera oficial, solo la primera forma de comunicación es la que sirve.

La recuperación de la historia ha sido una práctica común en el hombre durante siglos, además es importante según Vox Populi “Saber de donde venimos para ver a donde vamos”. La recuperación de elementos cognoscitivos es un trabajo arduo que requiere para mi, mas que una mera asistencia a museos o festivales, si no de una preparación profesional para esto, el ejercicio de un museo mas que de recuperación, seria de recuerdo para el publico e información, lo contrario en un festival de folclor u otras actividades en donde el publico si se relaciona directamente con la cultura y es parte de esa recuperación.

Para concluir, es importante que cada persona haga ejercicios de comunicación con su misma cultura, para esto no es necesario interactuar con otras personas sino con su “Yo” mismo y su entorno.

25 de Junio del 2006