Lo último

MI HIJA-MAMÁ

Tengo una hija-mamá, se llama Paula, tiene 5 años y me lleva como 23 de madurez intelectual.

Antes de que mi hija-mamá naciera a mi todo me valía huevo, llevaba el pelo sin peinar hasta los hombros, me hacia trenzas me pintaba las uñas de negro, bebía en la casa, tocaba la guitarra en las madrugadas, comía lo que fuera, etc. Pero como les digo, una vez que mi hija-mamá creció un poquitico comenzaron los regaños. Ya no puedo ver Tom y Jerry por que a mi hija-mamá le parece que es muy violento que el gato le pegue al ratoncito, ni hablar del noticiero, o películas de acción, nada, mi hija-mamá tiene controlados todos los televisores de la casa y para prenderlo hay que pedirle permiso, y si te lo da, pues es para ver alguna historia de princesas o de los Backyardigans o algo que te recuerde cada segundo lo maravilloso que es estar vivo y que el cielo en realidad no es azul sino de color rosa.

Ahora ya no escucho The Killers sino canto a dueto con mi hija-mamá "si las gotas de lluvia fueran de chocolate..." y si se descuida, yo, como un adolescente normal para ella, abro You tube sin que se de cuenta y coloco un video de "Lamb of god" o algo así y ahí viene ella con la Barbie en la mano bien enojada a decirme que esa música es horrible, que por favor la apague por que no la dejo "trabajar".

Hace unos días le regale un muñeco que fue a terminar a los tres minutos en las mandíbulas de nuestro labrador, entonces agarre las llaves de la casa y le apunte al ojo al perro, todo por la piedra que tenia por haber dañado el muñequito. Cuando el perro lloró, ahí va saliendo mi hija-mamá atacada llorando a decirme que a ella no le importaban las cosas materiales, que no le hiciera daño al perro, y fue tal la lección que me dio mi hija-mamá que ya el labrador se almorzó mi escritorio, la computadora, el televisor, dos guitarras, maletas, mis discos, la nevera, nuestra comida entre otras cosas y no he sido capaz de decir nada, no vaya a ser que quede en mi casa con un miserable gusano materialista.

Antes un pollo asado me duraba una semana, no lo calentaba y me lo comía jugando un video juego sin importar nada, cereales ni hablar, leche no existía para mi, solo carne frita y papas igual. Ahora con mi hija mama en la casa y haciendo cada media hora inspección de cocina, ya aprendí a comer tomate, brócoli (Que me toca comérmelo si no le da un ataque), ensaladas y todas esas cosas raras que comen los conejos por que mi hija-mamá no come carne a los 5 años ni toma gaseosa por que puede "Engordar".

Ahora le dio que cuando sea grande quiere ser Belinda, y me tocó cambiar las partituras de Metallica, Radiohead y mis propias composiciones, para aprenderme las 75 cancones de Belinda, Moderrato, Hanna Montana y el último de Barney que a propósito esta bacano. Ah, y aprender por lo menos cuatro ritmos en la batería y tocarlos al mismo tiempo que la guitarra por que quiere tener un grupo pero que solo yo este en el junto a ella.

Me dice que ropa me pongo, que música debo escuchar, que películas debo bajar, cuando estoy en la compu me quita por que dice que va a "revisar el planeta en Google earth a ver como esta". Tiene e-mail, cuando vamos a la calle me dice "tómame de la mano por los carros", cuando salgo en las noche a tocar me dice "no te demores, te extrañare" y esto se tira todo el toque, por que lo único que hago es pensar que me esta extrañando, no puedo ni discutir con mi esposa por que se interpone, me dice a que horas me acuesto y si yo quiero que no vaya al colegio ella es la que nos regaña. Mejor dicho, que seria mi vida sin mi hija-mamá.

Si embargo y así, ella es lo mejor que me ha pasado en la vida, es mi luz y es mi felicidad, nunca pensé ni siquiera por un segundo en vivir algo así.

Ahora muchos de mis supuestos "amigos" ya no me hablan, claro por que no me tiro el dinero ya en ellos, ni estoy ahí cada noche para beber, no era como antes, pero yo que hago, ¿no ven que mi hija mama no me deja salir?

24 de julio de 2009