Lo último

SZARRUK PRESENTA: WARRIOR DOCUMENTAL SOBRE DAVID GUERRERO


David Guerrero fue por mucho tiempo uno de los personajes más queridos y admirados de la televisión Colombiana, con un enorme portafolio de participaciones en Cine, Teatro y Televisión lo convierten en uno de los rostros más recordados de la pantalla chica.

Fue el actor favorito del Director Carlos Mayolo, Pero fueron sus personajes memorables los que le valieron el espacio eterno en la cultura pop del país. “El Caleño” en “Décimo Grado”, el galán de “Laura Por Favor”, “El Arcangel”, “La Potra Zaina” y por supuesto uno de los más impactantes en toda la historia de la televisión “Victorino Umaña” o el Victorino rico producción que en su tiempo fue escandalosa y totalmente exitosa a tal punto que la gente paraba sus actividades para verla y al día siguiente era el tema favorito de conversación en todas partes. Esta fue la consagración de varias figuras como Ramiro Meneses entre otros.


Guerrero disfruto de una gran fama y un gran reconocimiento, durante mucho tiempo fue la principal figura en las pantallas colombianas, era un símbolo de juventud, de belleza, de energía. Se convirtió en el amor platónico de millones de jovencitas que veían en el un galán de ojos azules que podía cumplir sus sueños.

Pero con la fama y el éxito llegan otras cosas, David es un hombre que nunca ha callado lo que siente así esto le cueste amistades u odios, en un país en donde no se puede criticar a nadie, en donde hay que alabar a todo el mundo para no ser puesto a un lado, marginado, Guerrero tuvo un encontrón con uno de los directores más influyentes en la década de los noventa en la televisión nacional.

David Guerrero, fue vetado por sus mismos colegas, La televisión cambió y llegaron las licitaciones y con ellas la forma de producción importada que requerían los canales y productoras para poder generar dinero, el amor al arte se perdió y la televisión se volvió facilista, llegaron los realities con su fama regalada y las producciones sobre prostitutas, traquetos y delincuentes relegaron a muchos, se fueron haciendo a un lado, hacia el teatro o a la docencia para permitir la entrada de las siliconas y los músculos, David sucumbió ante las corporaciones y los odios del monstruo corporativo y comenzó a hacer gestión cultural, a apoyar bandas, fundó su escuela de actuación y aunque sigue apareciendo esporádicamente en varias producciones.

David es hoy un hombre de muchas facetas además de la de actor. Una conversación fugaz con este gran artista colombiano.


Este documental fue realizado dentro del marco de la maestría en Estudios Artísticos de la Facultad de artes ASAB, Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Todo el material acá mostrado se usa sin ánimo de lucro y con fines periodísticos y didácticos.