Lo último

DE CÓMO LA “JUSTICIA” SEGUIRÁ SIENDO UNA UTOPÍA EN COLOMBIA


Hay países que son estados fallidos así no se hallan declarado oficialmente, pero Colombia es uno de ellos. No hay que explicar mucho, basta resumirlo en que los jueces son corruptos al igual que la policía y todos los cuerpos que supuestamente ejercen la ley en el país. Todos son corruptos, todos están untados en actividades ilegales, reciben sobornos, etc. Una búsqueda en Google basta para que se den cuenta que es real, una realidad absoluta e irrefutable, Colombia es un país corrupto en donde los asesinos, los ladrones y los deshonestos son los que gobiernan mientras el ciudadano común es víctima de sus abusos y sus atropellos, es la normalidad acá.

¿Cómo pretende este país estar en paz cuando para los sicarios, los alzados en armas, los asesinos y otros hay amnistías, perdones, programas de rehabilitación y reinserción, pero para un ciudadano común no hay más que aguantar y sufrir la corrupción de frente? ¿De verdad somos tan estúpidos para saberlo y aguantarlo? Colombia no tiene esperanza y jamás logrará salir adelante, salir del hoyo porque en realidad a nadie le interesa el bienestar de sus ciudadanos, sino que las motivaciones son económicas, nada más, es patético.

Ahora han sacado una ley que castiga a quien “abandone o maltrate a los ancianos”, igual de absurda a todas las leyes que crean los parlamentarios, la mayoría de ellos no tiene formación académica e incluso son personas que dejan mucho que desear como seres humanos. No sería necesario primero defender y proteger a todos los adultos que llegaron a sus 40 o 50 años siendo sometidos por padres dominantes, por padres maltratadores, por mujeres que abandonaros a sus hijos al divorciarse de sus padres y casarse con padrastros abusadores y maltratadores a hijos que han crecido traumados por la indiferencia de padres que se alejan del hogar y los dejan solos toda la vida. ¿En realidad pretenden que un hijo que ha sido maltratado, abusado y sometido prefiera cuidar a un anciano decrepito que ya no puede hacerle daño únicamente porque su estado físico no lo permite en lugar de ir a la cárcel?


Colombia es una condena que nadie pidió pero que todos estamos pagando, sería tan fácil arreglar algunos o la mayoría de problemas de nuestra sociedad si tan solo las personas se educaran y dejaran de perseguir el dinero tan esquivo. Así tal vez, nuestros gobernantes podrían ser un poco más inteligentes y analíticos para cimentar en el derecho de verdad, una de las estructuras básicas de la sociedad como es la familia. Pero… no se le puede pedir peras a un manzano. Eso somos, eso hemos sido y eso seremos, un estado fallido.