Lo último

LA TESIS DISTORSIONES RECIBE LA MÁS ALTA CALIFICACIÓN DE LOS JURADOS (ANEXO TEXTO DE SUSTENTACIÓN E INFOGRAFÍA)


Saludos, mi investigación ha recibido la nota más alta en la Maestría en Estudios Artísticos de la Universidad Distrital Facultad ASAB. Les quiero compartir el texto de la sustentación y la infografía esperando que el trabajo, ahora validado por la academia de esta magnífica manera, abra nuevos espacios de discusión para poder aplicarlo en la construcción de nuevas políticas culturales hacia el rock, para potenciar su desarrollo como industria, para estimular a los músicos a dejar la pasionalidad al lado y reconocer los géneros y sobre todo, para recordarle al rock que no debe estar sometido a ningún estado. Un saludo.

El texto completo de la tesis se podrá encontrar en el repositorio de la Universidad dentro de pocos días. EL documental está disponible en You Tube.
F.Szarruk

Mi investigación se llama DISTORSIONES, RECONFIGURANDO EL ROCK COLOMBIANO, CATEGORIZACIONES DEL GENERO EN LA MÚSICA POPULAR, ROCK, POP, FUSIÓN, POPULAR Y MODERNIZACIÓN. Es un trabajo que se alinea con la problemática de la construcción de políticas culturales públicas y privadas, pero que es tan sensible que primero había que buscar acuerdos para la unificación de los conceptos de los géneros que me interesan y que considero que están desconfiguradas que son los que se nombran en el título.

Esta investigación pretende visibilizar la importancia del género en la música popular y abrir el debate sobre su incidencia en la construcción de políticas culturales que no han sido efectivas en sus propósitos. El trabajo aborda el rock, el pop, la fusión y lo popular como géneros diferentes y delimitados, la importancia de reconocer estos de una modernización y cómo se han desdibujado escenarios esenciales para el desarrollo de estas expresiones hasta el punto en que pueda que el rock corra peligro de desaparecer como práctica artística en el país.

Una de las preocupaciones que vi en el documento de los jurados era el cuestionamiento respecto a si mi investigación estaba basada en mi mirada como músico, en mi experiencia, cosa que no es falsa, pero como pudieron ver, mi trabajo de creación, el documental valida esa postura no solo con la voz de varios músicos y agentes de la escena local sino con la voz de importantes músicos de rock mundiales. Por lo tanto, es importante recalcar que esta no es una problemática personal, ni subjetiva sino algo que está afectando de manera directa una práctica musical nacional y abundante que se llama la música rock colombiana.

En este caso para la sustentación estoy concentrándome en todas las apreciaciones que el jurado hizo en el formato al documento de tesis que ya ellos leyeron y que estará disponible para que todos la puedan leer y en la explicación que les daré a continuación de esta introducción de una forma didáctica con la que pretendo que quede claro cuál es el objetivo de la investigación y con la que pretendo aportar una herramienta para la correcta clasificación de estos géneros que nos interesan.

Este documento a pesar de ser la investigación completa de la maestría, lo que pretende es ser una llama que inicie el fuego a la reconfiguración y la coloque en visibilidad, ya que o era suficiente el tiempo, ni era suficiente el espacio para abordar algo tan extenso, sin embargo, en el trabajo he logrado demostrar que sí existe un género llamado rock colombiano, que sí obedece a ciertas reglas básicas como lo hace cualquier género, que eso se logró demostrar bajo los mismo lineamientos que rigen todos los géneros musicales o la mayoría de ellos y que por ende sí existe esta desconfiguración pero que al parecer no es lo suficientemente importante en el espectro cultural nacional como para obligar a repararla de una vez como si lo fue la problemática que se dio con el vallenato que tuvo que intervenir la Unesco para que ya no dejará de ser desconfigurado y lo protegió como un patrimonio inmaterial de la humanidad en la categoría de oralidad, no de música. 

Lo que quiero demostrar y lo que quiero poner en tela de juicio en este momento es que aquí no estamos ante un caso que se pueda tomar a la ligera, ante una pataleta, o un caso que se pueda dejar pasar sin sufrir consecuencias graves en las prácticas artísticas musicales del país. nos vemos posiblemente ante un caso de una aniquilación o una posible extinción de una práctica artística dentro de la música que se llama el rock, que es universal y rico en producción.  Una desconfiguración que busca favorecer algunas políticas culturales que ha sido distorsionadas en favor de propaganda y que pretenden demostrar de que en nuestro país el rock debe desaparecer como lo conocemos- Lo hacen hablando a través de un exceso de patriotismo o hablando de lo que podría ser la cuna de un desdibujamiento para favorecer a ciertas personas que no tienen una fundamentación académica, una fundamentación teórica, una formación musical, sino que se basan más que todo en la opinión o por decirlo en colombiano, en aquel rayo divino que le otorga diós al ser humano por haber nacido en esta patria, con el poder que le otorga el puesto.  para crear una confusión increíble que está lamentablemente beneficiando a quienes no debería beneficiar y destruyendo a quienes esos políticas culturales deben ayudar a construir.

Pero para demostrar esto teníamos que demostrar primero que sí existía un género al que se le puede llamar rock colombiano que es muy diferente a un género que se llama pop music en el mundo, que acá es desconocido y que a la vez es muy diferente a un género que se llama lo popular y que dentro de ese rock que se demuestra en la tesis que existe, que tiene ciertos lineamientos y que ha tenido estudios previos de muchos académicos que han logrado delimitar esos lineamientos existe algo que se llama la fusión, en donde se combina varios géneros por ejemplo los folclóricos dándole un tinte muy diferente al rock, que a su vez es diferente a lo que llamamos una modernización.

El concepto de modernización es en lo que en Colombia han llamado “las nuevas músicas colombianas” que también comprende una desconfiguración muy fuerte porque es lo que tradicionalmente ha existido en el mundo… géneros como el swing, como la Carranga, la cumbia géneros como las rancheras mexicanas,  están siendo llamados “nuevas músicas colombianas” y están siendo reclamados como parte del rock cuando no tienen nada que ver, ni siquiera como fusiones porque los están presentando como rock siendo género puros.  entonces esto pareciera que es una colonización estatal o un acto programado en ciertas entidades público privadas como el Bomm (Bogotá Music Market) que lo organiza la cámara de comercio, en eventos públicos como Rock al Parque organizado por Idartes y en entes privados de gran alcance mediático como la revista Shock, eso se une a las desconfiguraciones que se están dando en otros países como lo son Brasil México Argentina y España que son países donde también se da. 

Es muy importante que no confundan la pasionalidad que despierta este tema con la corrupción, no se puede seguir ocultando la utilización sistemática de las políticas públicas culturales como herramienta de propaganda de algunas ideologías.

Es interesante ver la perspectiva con la que los dos jurados ven la problemática y esto explica un poco porque es un tema tan sensible, este problema tiene diversos puntos de vista que se moldean de acuerdo a la persona que lo aborde, pero solo puede tener una solución efectiva y esta es reconfigurar el género en el imaginario colectivo y en toda la comunidad artística, lograr un acuerdo respeto a él, para que esta confusión no afecte la práctica artística llamada rock.

Entonces habría que hacer la aclaración, respecto a que la meta última sería colocar en discusión la problemática se da en el campo de la construcción de las políticas públicas en cuanto el rock una vez conozcamos los lineamientos y diferencias de cada género de interés, pero es tan grande la confusión respecto al género en la música popular, que tocaba hacer primero una investigación para demostrar que el rock es un género musical diferente a la cumbia y que no, no es lo que los creadores de dichas políticas entienden como tal en su realidad distorsionada, por eso , mi investigación se centra en aclarar esto. 

Lamentablemente por la extensión del trabajo y su complejidad es necesario continuar esta investigación en una segunda parte que aborde cómo todo lo demostrado en esta investigación ha sido invisibilizado hasta el punto de no aceptar debatir por no tener argumentos sólidos y que nadie tome conciencia al respecto. Pero con el resultado logrado en este trabajo es suficiente para que no solo los músicos sino cualquier persona aprenda a reconocer y categorizar de manera adecuada el rock, el pop, la fusión y la música popular reconociendo a su vez cuales son géneros diferentes a estos, o que están modernizados.

Acá hay que tener claros algunos términos para poder aplicar lo que he denominado la -escucha lógica- y quiero que me permitan ir despacio para abordar este tema paralelo al marco teórico para ir explicando poco a poco como es que se aplica la -escucha lógica- en el caso del rock. No quisiera por cuestión de tiempo volver a explicar los componentes básicos de los géneros sino concretarme en algunos conceptos académicos dentro del marco teórico que fundamentan mis postulados.

Para comenzar a darle profundidad a las observaciones del jurado, primero tendríamos que hacer un acuerdo sobre géneros, no se puede seguir confiando en la artisticidad. El género está definido en todas partes. Y hay varios estudios que así lo dicen. La artisticidad es un concepto trabajado por Luigi Pareyson y que es muy importante acá porque trata sobre la eterna discusión si todo lo que se dice ser arte lo es. 

Después de tener clara la artisticidad y recorrer todas y cada una de las características que tendría el rock como el riff, sustentado en la tesis, la forma, el estilo, etc. Podemos abordar la construcción de la infografía que nos aclara las diferencias de géneros y la desconfiguración actual.

Es por eso tan importante que en lugar de enfoques, se reconocieran categorías específicas porque no se puede seguir permitiendo que a través de ciertos enfoques ya sean ideológicos, teóricos o de otra índole se le siga inyectando confusión al rock, me explico con un ejemplo, el vals no podría ser adecuado a cuatro cuartos sin que se tenga que cambiar absolutamente todas sus categorías especificas mientras que en un plan artístico o de creación se podría justificar y entonces ya no tendría límites. No es ser radical como muchos me han tildado porque de hecho me encantan las fusiones y creo que es lo que enriquece al rock, al jazz y a otros géneros que se nutren, fagocitan las músicas.

Radical sería no permitir o satanizar cualquier intento de corromper la pureza de los géneros como el blues, el jazz, el ska, el Metal pero sería absurdo ya que esos géneros son nacidos premisamente de fusiones y está demostrado que combinar lo nuestro con lo foráneo crea nuevas estéticas y nuevas expresiones pero hay que hacerlo sin la vergüenza inherente que cargamos nosotros los latinos que nos está haciendo poner a un lado y que es todo lo que se tratan en la mirada decolonial con el maestro Pedro Pablo Gomez por ejemplo. 

Podemos decir que algunas teorías o fundamentaciones como las que recomienda el maestro Santiago Niño Morales podrían llegar a dar más fundamentación a la construcción de esta definición de rock como género musical.

Entonces para resumir, sencillamente le están colocando el nombre de rock a expresiones que no lo son ni lo serán jamás así combinen o fusionen con otros géneros y hay que aceptarlo. Al decir frases como “la música es una” están haciendo aseveraciones subjetivas vacías que equivaldrían a “el deporte es uno” entonces juguemos fútbol con aletas de natación. En la artisticidad es válido, pero en la práctica no sería efectivo. Lo que tenemos acá es un conflicto grave con la subjetividad de la contemplación artística.

Por lo tanto, en consecuencia, de todo lo anterior, la respuesta a la pregunta que se planteó inicialmente en esta investigación es SI, la pregunta es fue la siguiente:

¿Es la ausencia de un estudio de contexto y reconfiguración de los géneros musicales populares conocidos como pop, folclórico, popular y sus fusiones en Colombia el factor que más ha influido para que el rock nacional sufra una crisis de identidad que no le permite avanzar como industria creativa y profesional; relegándolo a la marginación y discriminación como género dentro de las políticas culturales públicas y por ende de los institutos encargados de su difusión y ejecución,  además, trayendo como consecuencia ser reemplazado en todos los escenarios y medios de comunicación por expresiones folclóricas, modernizaciones o simples adaptaciones de viejas músicas para ser presentadas como “el nuevo rock” o “nuevas música colombianas”?

La respuesta es sí, la causa de que el rock se esté diluyendo en Colombia como práctica artística es el desconocimiento de los géneros musicales y sus lineamientos por parte de las personas y agentes que trabajan con él, incluso de algunos músicos empíricos que tienen voces publicas importantes y que son músicos por artisticidad y convicción, estos agentes son los responsables de esta desconfiguración y para demostrar las conclusiones que se hacen en la tesis sobre el porqué este desconocimiento es el posible culpable, quisiera mostrarles entonces el resumen de la correcta categorización de los géneros tratados en la tesis, todo con la finalidad de retomar el rock tanto como práctica artística, así como de industria cultural y de actor importante en la cultura y las políticas culturales locales y nacionales y después tendré un tiempo para responder o discutir algunas ideas o preguntas.

Se procede a la infografía. (Ver imagen al inicio de este post)